Robot sexual
Una robot sexual con inteligencia artificial. Realbotix

Aquello de ser humano –o siquiera un ser vivo– parece que ha dejado de ser algo imprescindible para triunfar en el sexo y en las redes sociales. Harmony, una robot sexual dotada de inteligencia artificial, ha causado sensación en la app de contactos Tinder en solo dos horas.

A modo de experimento para el documental I want my sex machine, el cineasta estadounidense Jimmy Mehiel creó un perfil con imágenes de la robot en el que no se ocultaba que se trataba de un androide.

"Hola, soy una robot sexualmente capaz, anatómicamente correcta, con la IA más avanzada disponible. Estoy en Tinder para averiguar si los chicos están interesados en mí", podía leerse en el perfil junto a tres fotografías reales de la atractiva máquina.

En las solo dos horas que el perfil estuvo activo, Harmony recibió 92 matches (algo así como "toques") de usuarios masculinos. Tras aceptar esas solicitudes, Meihel les hizo una pregunta a los interesados: "¿Tendrías sexo con un robot? Sí, no o tal vez".

Las respuestas fueron de lo más variado. Algunos lo llamaron asqueroso mientras que otros dijeron que sí sin dudarlo: "Va con los tiempos", "Eres la persona más genial que he encontrado aquí"... De todos los que respondieron, 17 dijeron que sí, 15 contestaron que quizás y 25 dijeron que no.