Baxter, pillado por su dueño
Momento en el que el perro Baxter es sorprendido en la piscina por su dueño. Jerry R. Gordon / FACEBOOK

Con la llegada de las altas temperaturas, los humanos no son los únicos que necesitan el agua de una piscina o la playa para refrescarse. Es el caso del perro Baxter, que aprovechó la ausencia de su dueño (o eso pensaba él) para darse un chapuzón en la piscina, un lugar donde tenía prohibido meterse.

"¡Ups! Me han pillado", ha escrito con ironía Jerry R. Gordon, el dueño de Baxter, en un vídeo publicado en su perfil de Facebook.

Las imágenes muestran al can divirtiéndose y chapoteando en la piscina hinchable de una vivienda familiar, ubicada en la localidad de Jenks, Oklahoma. De repente, se da cuenta de que su dueño le estaba observando en la distancia y, al verse sorprendido, cambia radicalmente su comportamiento.

Con la mirada fija en el hombre, el animal se acerca al borde de la piscina, saca una pata, luego la otra, y, tras quedarse inmóvil durante unos segundos, finalmente opta por desaparecer de la escena.

El propio Jerry R. Gordon decidió subir el vídeo de Baxter en la piscina a Facebook, donde ya ha acumulado en una semana más de 20 millones de reproducciones.