Una invitada a una boda fotografiando a los novios con su móvil
Una invitada a una boda fotografiando a los novios con su móvil. PXHERE

Hoy en día es casi imposible ver un concierto o asistir a un cumpleaños en el que no se saca el móvil para hacer fotos o grabar un vídeo. Esa manía de inmortalizarlo todo en lugar de disfrutar del momento está ocasionando muchos problemas.

Es el caso de esta boda estadounidense, en la que los protagonistas se han quedado sin una foto de la novia entrando del brazo de su padre por culpa de una de las invitadas. Y es que esta asistente decidió sacar los brazos al pasillo para capturar este momento con su móvil, arruinando la imagen tomada por la fotógrafa.

Hannah Mbalenhle, la joven que fue contratada por la pareja para hacer las fotos, compartió en Facebook dos de las imágenes que hizo junto a un aviso para cualquier futuro invitado de una boda: "Para la chica del iPhone... No solo arruinaste mi foto, también le arrebataste este momento a los novios y al padre de la novia".

"¿Qué estabas pensando exactamente al hacer esa foto? En serio, ¿vas a imprimir la foto? ¿Guardarla? ¿Mirarla cada día? No, no lo vas a hacer. Pero la novia la habría impreso, la habría mirado a menudo y así hubiera recordado este momento en el que su padre la llevaba al altar en el día de su boda", comenzó quejándose la fotógrafa. "Quisite sacar una foto con tu móvil, te pusiste en medio de la mía e hiciste una foto que no usarás".

"Invitados, por favor, parad de ver las bodas a través de la pantalla de un móvil. En su lugar, apagar el teléfono y disfrutad de la ceremonia. Sois importantes para los novios, si no, no estaríais asistiendo a la boda. Así que, por favor, dejadme hacer mi trabajo y solo sentaos, relajaos y disfrutad ese momento único en la vida", concluyó Hannah Mbalenhle.