Aguacate
Imagen de un aguacate partido por la mitad. GTRES

Investigadores de cuatro universidades estadounidenses, Loma Linda, Penn State, Tufts y California-Los Angeles, están preparando un estudio para desvelar si, como afirman algunos nutricionistas, comer aguacate ayuda a perder peso. Lo primero que necesitan son voluntarios, y pagan.

Informa CNN de que cada universidad busca 250 voluntarios (es decir, habrá un total de 1.000). Algunos tendrán que comer aguacates a diario durante seis meses y otros, dos al mes durante el mismo periodo. Cada voluntario recibirá un pago de 300 dólares y dos docenas de aguacates. Eso sí, no podrá ser menor de 25 años, y tener un perímetro abdominal de entre 89 y 101 cm. No pueden participar mujeres embarazadas o lactantes.

Además, los participantes tendrán que visitar su correspondiente campus para someterse a escáneres abdominales y deberán llevar una dieta controlada.

Una de las teorías de partida es que el consumo de aguacates reduce la presión arterial. Otra, que el consumo de este producto reduce la grasa abdominal y otra, que mejora el colesterol.