Termómetros que superan la barrera de los 40 grados, aire que proviene de desiertos africanos o el ruido de la chicharra que amenaza con una noche calurosa. Según un estudio publicado por la revista Men's Health, durante el verano los hombres triplican su número de encuentros sexuales y las mujeres, lo duplican.

Esta época del año es ideal para tener relaciones sexuales, siempre y cuando no te consideres una persona demasiado calurosa, pues las altas temperaturas pueden hacerte sentir fatigado. Por ello, no te pierdas los consejos para disfrutar del sexo a más de 40 grados (en la calle).

Juega con los alimentos

Hay muchos alimentos en el interior del frigorífico capaces de hacer las delicias de cualquier persona. Un helado, un yogurt de frutas exóticas, nata montada e incluso fruta bien fría repartida por todas las partes del cuerpo. Esto hará bajar la temperatura corporal pero subirá el termómetro de la pasión. No debemos olvidar los hielos, un elemento imprescindible que permite realizar recorridos por el cuerpo capaces de excitar cada poro de nuestra piel.

Debajo del agua

El agua es un elemento imprescindible para refrescarnos. El mar, un lago o la piscina son lugares donde disfrutar del sexo es mucho más placentero cuando hace tanto calor. Eso sí, en estos sitios públicos, pueden pillarnos y cortarnos de raíz el calentón, por lo que si no tienes piscina privada lo mejor es hacerlo bajo el agua de la ducha.

Escapada a la montaña

No puedes más. La playa te agobia y no te deja respirar. La ciudad se ha convertido en el lugar más insoportable del mundo. Necesitas naturaleza y brisa fresca. ¡Regala a tu pareja una escapada a la montaña! Estar lejos de las tecnologías y del reloj harán que prestes más tiempo a la persona que tienes al lado. Además, puedes pasar de los 35 grados a los 28 en tan solo unos kilómetros. Así que si te apetece rodearte de naturaleza y sentirte un Tarzán del sexo, lo mejor es que escapes a la montaña.

Conviértete en vampiro

Sal a pillar cacho por la noche. A partir de las ocho de la tarde, las temperaturas comienzan a bajar y, a pesar de que en algunos lugares es complicado conciliar el sueño, ¡no lo es para el sexo! Las veladas nocturnas aderezadas de fiesta y mojito contribuyen a que se produzcan más encuentros que acaben en la cama con otra persona.

Vacaciones norteñas

San Sebastián, Santander o Gijón son algunos destinos que, además de tener un encanto especial, contribuyen a desfogarnos gracias a sus temperaturas suaves en verano y a un ambiente especial para tener unas vacaciones románticas con tu pareja.