La historia de la estafa a la mujer que viajó a España pensando que iba a casarse con Luis Miguel: "La gente no entiende cómo caí"

Luis Miguel, en uno de sus conciertos.
Luis Miguel, en uno de sus conciertos.
Agencia Press South
Luis Miguel, en uno de sus conciertos.

Una empresaria nicaragüense jubilada de 73 años, Sandy Somarriba, que está afincada en Estados Unidos, ha visto cómo todo su dinero ahorrado acababa en las manos de un estafador que se hizo pasar por el cantante Luis Miguel, hasta el punto de que le hizo creer que iban a casarse. 

Sandy, que ahora ejerce como traductora para migrantes en temas legales y sanitarios en Estados Unidos, era fan del cantante mexicano, por lo que cuando en Facebook le saltó un mensaje que le invitaba a chatear con él no dudó en hacerlo. 

El primer dinero que Sandy le dio provino del pago de 500 dólares (cerca de 450 euros) que costaba recibir una supuesta "tarjeta de fan" que le permitiría hablar de tú a tú con el cantante.  

Una vez en comunicación, el estafador, haciéndose pasar por Luis Miguel, comenzó a dorarle la píldora. "Me escribió cosas que me llegaban al corazón", decía la mujer, escudándose en que "todo el mundo tiene el deseo de que lo amen".

Ahí llegaron otros traspasos de dinero al supuesto cantante con todo tipo de excusas, como tasas aduaneras, cheques que tenía que cobrar, deudas repentinas que no podía pagar él con todo tipo de excusas... a lo largo de 10 meses Sandy le mandó 10.000 dólares. 

"Tonterías he cometido a miles. La gente no puede comprender cómo caí en esto. Yo lo veía venir pero no quería escuchar", asegura, porque incluso su prima le decía una y otra vez que eso no podía ser más que un timo. 

Los mensajes de amor siguieron creciendo en intensidad, hasta el punto de que el falso Luis Miguel llegó a negar a su pareja actual, Paloma Cuevas. "Me decía que yo era su esposa", explica Sandy. Y llegó la proposición: "¿Tú estarías dispuesta a venirte a España para estar conmigo?", le preguntó el estafador. 

"Y yo le dije que sí. Me dijo que tenía todo listo para casarnos", explica la mujer, que hizo las maletas y se vino a Madrid, donde el timador le dijo que iría a recogerla un chófer. Al llegar no había nadie. "Ahí es cuando el mundo se me vino a los pies", dice. 

Sandy acabó en un hostal a las afueras de Madrid, sin dinero ni saber qué hacer para regresar a España. "No tengo más dinero. Todo se lo di. Pero lo que más me duele es mi corazón destrozado, hecho trizas", decía la mujer, que tuvo que recurrir a un antiguo jefe para conseguir el dinero para regresar, después de haber denunciado ante la policía española el timo. 

El estafador aún insistió en su engaño, excusándose de nuevo (como diciendo que los cantantes famosos están muy controlados y no puede ni usar el móvil cuando quiere) y negando que fuera una estafa. 

Sandy, aunque desencantada, no se ha deshecho de él: "Anoche me llamó y hablamos 33 minutos. Yo le sigo la corriente y le digo que ya no soy una mujer confiada, que ver para creer", dice Sandy. 

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento