Quién era Sol Invicto, el dios pagano cuya fiesta dio origen a la Navidad

Mosaico que representa las siete estrellas del sistema solar conocidas en aquella época por los romanos.
Mosaico que representa las siete estrellas del sistema solar conocidas en aquella época por los romanos.
Getty Images
Mosaico que representa las siete estrellas del sistema solar conocidas en aquella época por los romanos.

En estas fiestas siempre hay personas que se preguntan si el origen de la Navidad podría ser otro al que todos creen. En este sentido, es posible que la fecha del nacimiento del niño Jesús se escogiera para que coincidiera con la fiesta del Sol Invicto, una fecha señalada en el calendario romano.

La figura de Sol Invicto se basa en un dios pagano cuya festividad ha sido identificada como el antecedente de la Navidad. Este enigmático culto solar, cuyos orígenes se remontan a la antigua Roma, ha sido vinculado a la actual celebración cristiana del nacimiento de Jesús.

Así, la festividad cristiana se habría alineado estratégicamente con la celebración pagana de Sol Invicto, cuyo nombre oficial era Nativitas Solis Invicti, o "nacimiento del Sol invicto".

Y es que, a pesar de no ser una de las deidades romanas más destacadas, esta figura ganó prominencia gracias al emperador Heliogábalo, quien introdujo el culto solar en Roma. Este dios solar asumió un papel central bajo el reinado de emperadores posteriores, como Aureliano y Constantino.

El historiador y biblista español Javier Alonso explica a BBC: "No sabemos mucho sobre quién era este dios. No era muy predominante dentro del catálogo de divinidades romanas". Sin embargo, la influencia de Sol Invicto se consolidó, especialmente con la imposición del monoteísmo solar por parte del emperador Aureliano, quien buscaba unificar el imperio bajo una única divinidad.

Constantino, tras su conversión al cristianismo en el año 312 d.C., desempeñó un papel crucial al decretar el dies Solis (día del Sol) en el séptimo día de la semana, lo que hoy conocemos como domingo. Esta decisión, respaldada por el poder imperial, contribuyó a la fusión de las festividades solares paganas con las tradiciones cristianas emergentes.

La festividad de Sol Invicto formaba parte del calendario festivo romano de fin de año, que incluía las brumales y las saturnales. Las celebraciones, caracterizadas por banquetes, intercambio de regalos y decoración con guirnaldas y velas, establecieron un precedente que el cristianismo adoptaría en su propia liturgia.

Los rituales asociados con Sol Invicto, que coincidían con el solsticio de invierno, simbolizaban la regeneración y el renacimiento del sol, marcando el momento en que los días empezaban a alargarse. Esta conexión astronómica contribuyó a fijar la festividad inmediatamente después de las saturnales romanas.

A través de esta fascinante convergencia de culturas, la celebración de Sol Invicto ha dejado una huella perdurable en la tradición navideña, fusionando antiguas creencias paganas con los principios fundamentales del cristianismo. Esta hipótesis arroja nueva luz sobre los orígenes de la Navidad, revelando una narrativa entrelazada de mitología, política y religión en la historia de la humanidad.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento