Unos cazadores de tesoros, a pocos metros de llegar al Tesoro de Lemminkäien tras 34 años de búsqueda

Imagen de recurso de un tesoro.
Imagen de archivo de un tesoro.
GTRES

Un grupo de cazadores de tesoros está saboreando los metros de separación de un premio final por el que llevan trabajando desde 1987. El legendario Tesoro de Lemminkäien (Finlandia), se encuentra solo a metros de separación de ellos según lo han confirmado. 

La búsqueda se remonta a 1984, cuando el místico Ian Bock afirmó que su familia era descendiente directa de Lemminkäinen, uno de los héroes de la mitología pagana finlandesa. Bock afirmó que una cámara sellada en su finca contenía el Tesoro de Lemminkäinen y que su familia lo había custodiado durante siglos contra los invasores.

Después de que uno de sus asistentes personales apuñalara a Ior Bock en 2010, la búsqueda del Tesoro de Lemminkäinen continuó sin él. El sistema de cuevas que, según Bock, albergaba el legendario tesoro, es conocido por algunos como el Templo de Lemminkäinen. Se realizaron innumerables exploraciones oficiales y expediciones con más de 100 buscadores que nunca daban con el premio final.

Eso fue, claro está, hasta que el intrépido grupo de los Doce del Tesoro llegara hasta la ubicación exacta: atravesando el enorme sistema de cuevas de Sibbosberg, situado a 32 kilómetros al este de Helsinki (Finlandia), ha confirmado estar solo a metros de extraerlo.

Los doce, hombres y mujeres de Finlandia, Suecia, Alemania, Noruega, Países Bajos, Australia, América y Rusia, han pasado todos los veranos de sus 34 últimos años dedicando aliento, sudor y esfuerzo a esta aventura arqueológica, algo que supera incluso a los aventureros protagonistas de la serie Cazatesoros. De hecho, sus anecdóticas historias se pueden contemplar en el libro Temporalmente loco de Carl Borgen, quien relata las hazañas de estos buscadores.

Aunque nunca se ha confirmado la existencia del tesoro, los que creen que es real afirman que contiene más de 50.000 piedras preciosas, entre ellas rubíes, esmeraldas, diamantes y varias estatuas de 18 quilates de oro, así como más de 1.000 objetos que datan de hace miles de años.

Los Doce del Tesoro, que llegaron a explorar con el propio Ian Bock el sistema de cuevas, llevan tanto tiempo en esto que algunos de sus miembros originales han fallecido o se han retirado, aunque otros pocos siguen con ello. Tendrán que esperar hasta el próximo verano para hacerse con él, ya que el resto del año el sistema de cuevas está lleno de agua de lluvia helada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento