Una web española vende saludos de famosos en vídeos personalizados... y los de los futbolistas son los más caros

Algunos de los famosos que ofrecen sus servicios de vídeo personalizado en Cleb.
Algunos de los famosos que ofrecen sus servicios de vídeo personalizado en Cleb.
Cleb

Que tu ídolo deportivo, cantante favorita o actor más admirado te felicite el cumpleaños es algo poco probable, excepto si tú o tus amigos o familiares están dispuestos a pagar por ello. 

Una web española llamada Cleb ha creado una manera de sistematizarlo. Esta página ejerce de intermediaria entre el fan y el famoso, de forma que se le puede pedir un saludo o una felicitación personalizada, con el nombre o el contenido que se desee. 

Así, previo pago, el usuario recibe el vídeo de la persona famosa que haya seleccionado, dirigiéndose a la persona para la que se haga el vídeo. 

Jesús Castro, Sofía Suescun, Nacho Vidal, Carmen Lomana, Beret, Pocholo, Agatha Ruiz de la Prada, Álvaro Arbeloa, Estela Grande, Rappel, Ángela Cremonte, Angy Fernández, Nuria Fergó, Manu Tenorio, Willy Bárcenas, Juan Muñoz de Cruz y Raya, Rafa de Hombres G, Kiko Rivera, Mahi Masegosa, Amarna Miller, el Maestro Joao, Xuso Jones, Chimo Bayo, además de deportistas e influencers de diversos ámbitos son algunas de las personas a las que se les pueden pedir estos vídeos. 

Los precios están entre los 180 euros que cuesta un vídeo del exfutbolista del Real Madrid Álvaro Arbeloa o del jugador del Betis Marc Bartra, a los 3 euros que cuesta el saludo de algunos influencers menos conocidos. 

En medio, hay de todo, como los 35 euros que cuesta un saludo de la cantante y actriz Angy Fernández, los 45 de la exactriz porno Amarna Miller o del cantante Willy Bárcenas, los 90 del músico Beret o de Carmen Lomana, 75 de Ramoncín, 78,87 euros de Pocholo, los 40 que se pide por uno de Rappel o los 55 euros que cuesta uno de Sofía Suescun. 

Que los famosos rentabilicen el hecho de ser conocidos y el fenómeno fan no es algo nuevo. Por ejemplo, la web Watafan que permite a los famosos gestionar sus cromos digitales firmados. La App se creó pensando en los deportistas profesionales, pero se amplió a famosos de todos los ámbitos, como el presentador Roberto Leal, los cantantes Andy y Lucas, el dúo Fuel Fandango o personajes de internet como Norcoreano y Gerardo Tecé. Ellos pueden crear sus cromos digitales firmados o watacards, que venden a sus fans y cuyo valor está en su número limitado y único, pudiendo comerciarse con ellos gracias al blockchain. 

Pionera en tantas cosas, Leticia Sabater ya tenía su propia web de venta de vídeos personalizados. Es más, la cantante y presentadora ofrece incluso videollamadas o cenas en persona. Un vídeo de unos tres minutos cuesta unos 75 euros, una foto, 10. En lo más alto está, por 300 euros, la Experiencia con Leticia y Objeto Coleccionable, en la que vende un objeto suyo (un abalorio o prenda) además de una cena. 

Pero antes de la tecnología ya se daba el fenómeno de cobrar por un recuerdo de alguien famoso. Es muy común en convenciones y eventos que haya actores o modelos o celebridades en general que cobran a sus seguidores por firmarles autógrafos o por fotografiarse con ellos o ellas.

Pero no solo los famosos del mundo multimedia llevan a cabo esta práctica. Por ejemplo, el expresidente de los EE UU Barack Obama usó este método de cobrar por autógrafos durante las elecciones presidenciales de 2008, como método para financiar su campaña. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento