'Alquilar personas gordas' por 15 euros la hora, un nuevo negocio que arrasa

  • La idea surgió a raíz de la dificultad de la empresa por encontrar a modelos de talla grande.
Encontrar personas con sobrepeso es complicado en Japón.
Encontrar personas con sobrepeso es complicado en Japón.
QZILLA BY MR. BLISS / YOUTUBE

Alquilar personas para distintos fines no es una novedad en Japón. Se trata de una práctica bastante común entre los habitantes nipones contratar a alguien que se haga pasar por un amigo del amante de tu pareja infiel para convencerlo de que retroceda en sus intenciones, hasta alquilar a personas de mediana edad como compañía. La oferta varía mucho y, desde este mes, se ha incluido una nueva modalidad: alquilar personas gordas.

Este servicio, que recibe el nombre de Debucari, permite que prácticamente cualquier persona pueda alquilar a una persona gorda por horas. Aparentemente, estas personas de más de 100 kilogramos de peso son una rareza en Japón, por lo que el empresario que está detrás de este servicio pensó ponerlos a disposición del público a través de un servicio en línea, donde vio una gran oportunidad de negocio.

El sitio web de Debucari, la empresa dirigida por Mr. Bliss, afirma que al empresario se le ocurrió la idea después de luchar por encontrar modelos de talla grande para su marca de ropa. Fundó una agencia de talentos para personas con sobrepeso y alrededor de 45 personas se registraron tan pronto como se publicó el anuncio de contratación.

Durante el pasado mes de abril, Debucari anunció que comenzaría a alquilar, por 2.000 yenes (15 euros) la hora, su talento a personas o empresas que necesiten a personas gordas. La compañía sugirió algunas ideas por las que alguien precisaría los servicios de personas con sobrepeso como, por ejemplo, querer ver a alguien con un peso mayor que el tuyo para sentirte mejor. Para otras empresas, la razón sería precisar de un modelo de talla grande o promover un plan de dieta.

Debucari deja claro que el término 'grasa' no se utiliza de forma despectiva cuando se refiere a su servicio, sino que debe considerarse positivo y empoderador. Las personas de talla grande que están considerando postularse para Debucari no deberían tener ningún problema con que las llamen gordas. Otra de las condiciones es que los candidatos deben pesar más de 100 kilogramos y, por supuesto, ser mayores de 18 años.

La compañía declaró, además, que el precio a pagar por los servicios de estas personas será destinado íntegramente al trabajador. Debucari, que ya cuenta con una lista de personas disponibles para alquilar, solo ganará una comisión negociada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento