Una madre confunde petardos con dulces y sufre tremendas heridas en la boca y los dientes

  • La mujer, de 48 años, no leyó la caja y se tomó los que, pensaba, eran meros dulces.
Petardos
Petardos, en una foto de archivo.
Europa Press

Una mujer experimentó las consecuencias de no leer bien la supuesta caja de dulces que había comprado. En efecto, no eran dulces sino pequeños petardos que, desastrosamente, masticó creyendo que era comida, sufriendo graves quemaduras en la boca-labios y encías- y hasta la rotura de un diente.

Según cuenta The Sun, que además ofrece fotos de esta mamá de 48 años, llamada Lisa Boothroyd, los pequeños petardos que comió fueron unos Fun Snaps, cuya pólvora está envuelta dentro de un papel, por lo que ella nunca sospechó.

Por eso, cuando llegó a casa, se metió a la boca unos cuantos, y es ahí donde vino el desastre: cuando los mordió, todos empezaron a explotar sin que ella pudiera detenerlos.

Debido a las evidentes heridas, la mujer ha estado en tratamiento varias semanas a base de analgésicos para el dolor y curas para las quemaduras.

Pese a su infortunio, se congratula de que la caja no haya llegado a manos de algún niño, porque, de haber sido así, podría haber sucedido una verdadera desgracia. "Sigo pensando en lo que podría haber pasado si se los hubiera dado a un niño, podrían haberle volado la boca", asegura la madre.

Además, culpa a la tienda por el descuido, ya que, según su relato, los Fun Snaps estaban junto a muchos más dulces.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento