Detalles para que tu casa esté a la altura la noche de Halloween

Globos para decorar Halloween.
Globos para decorar Halloween.
Pixabay

Es una de las noches más divertidas para el público infantil, por eso merece la pena organizarla con tiempo y disfrutar, a su vez, de los terroríficos preparativos de Halloween. Y es que fantasmas, calabazas, brujas, monstruos, zombis y un sinfín de criaturas fantásticas y escalofriantes invaden la tarde del 31 de octubre... hasta que el cuerpo aguante, así que es buena idea acondicionar el hogar con vistas a tan especial velada.

Para tal misión, recomendamos pasar por alto el nutrido 'merchandising' de la esperada celebración y echarle imaginación a la decoración doméstica. Objetos cotidianos y materiales reutilizables que se encuentren por casa son más que suficientes para convertir el salón en la cueva del terror y pasar un entretenido rato en familia.

A continuación, se ofrecen algunas ideas recogidas en blogs de manualidades que apuestan por unas elaboraciones sencillas y vistosas que seducirán a los más pequeños:

  • Con rollos de papel higiénicos vacíos: es el material más recurrente para las manualidades dada su versatrilidad. Para esta ocasión, podemos envolverlos con papel blanco, naranja o negro que pegaremos teniendo en cuenta la medida del rollo. Después bien con más papel, bien con un rotulador negro, se puede dibujar la cara de calabaza, fantasma o monstruo que se nos ocurra y dentro introducir, por ejemplo, apetitosas bolsas de golosinas. Un buen detalle para el mueble de la entrada, ¿no creéis?
  • Con globos: es fácil que queden globos, aunque sean de los pequeños de agua, por algún armario o cajón. Dibujar con rotulador permanente rostros terroríficos una vez estén inflados será muy divertido. A cada globo, le ataremos un trozo de hilo, el cual debe tener un grosor intermedio y en su extremo, colgaremos unas pequeñas bolsitas de chuches para que hagan contrapeso. Idea muy buena para decorar mesillas o aparadores.
  • Con tapones de botellas: de nuevo, los de color blanco, naranja o negro darán más juego para recrear con rotuladores permanentes arañas, calabazas o fantasmas. Luego pueden agurejearse en los bordes para introducir un cordel y que sirvan de colgante o, si se dispone de algún imán, este se puede pegar al tapón con ayuda de una cinta adhesiva y colocar, por tanto en la nevera.
  • Con recipientes de plástico: estos nos ayudarán a poner las velas que no pueden faltar en una velada de Halloween de forma original. Hay que cortar en primer lugar y con mucho cuidado las botellas de refresco o de agua. A estas se les pegan con cartulina ojos y bocas espeluznantes y se pintan a continuación las botellas de un solo color, con temperas por ejemplo. Una vez se sequen se quitan los patrones de ojos y bocas y ya solo habrá que colocar en el interior el portavelas y la vela. El efecto puede decorar cualquier estantería.

Una emocionante peli, unas cuantas historias intrigantes narradas en la penumbra y una cena deliciosa pueden poner el broche de oro a una noche perfecta para el disfrute de mayores y pequeños sin salir de casa.

Si quieres recibir más propuestas e ideas para divertirse en familia, suscríbete a nuestra newsletter, infalible contra el aburrimiento de los niños.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento