Laura López y Agnes Primasz
La jugadora de la selección española Laura López (d) lucha por el balón con Agnes Primasz, de Hungría. (EFE) EFE

La selección española femenina de waterpolo se ha asegurado la medalla de plata en el Europeo de Málaga, cuanto menos, después de superar en semifinales a Hungría por 7-8, siendo ésta una de las mejores selecciones del continente.

La gesta de las chicas de Vicenç Tarrés cobra mayor relevancia por el modo en el que transcurrió el partido, pues a las españolas, muy poco acostumbradas a las citas con la historia, les costó ubicarse en un escenario prácticamente nuevo para ellas: el de luchar por un metal.

España siempre fue a remolque hasta que en la recta final sacó el orgullo

Se acusó la responsabilidad desde el inicio, con un juego poco fluido y excesivamente impreciso, desperdició las cinco primeras superioridades de las que dispuso en ataque y sólo logró transformar una de siete en toda la primera mitad.

Las húngaras, muy bien posicionadas atrás y cómodas en la faceta ofensiva, se encontraron, sin hacer nada del otro mundo, con un 3-0 al inicio del segundo cuarto que hacía presagiar lo peor para el conjunto local.

Poco a poco, se fueron metiendo y a base de parciales y se situaron con 6-4 en el tercer cuarto.

Máxima emoción

Sin embargo, cuando en el inicio de la última manga, Meseguer falló un penalti y Hungría anotó en la jugada siguiente (7-4), parecía que el partido ya estaba sentenciado y que España tendría que luchar por el bronce víctima de sus propios errores.

Gil y Pareja aprovecharon, esta vez sí, dos jugadas en superioridad para anotar el 7-6

No fue así. Arropadas por el público de Málaga, más ruidoso que ninguna otra jornada, las jugadoras españolas se fueron a por el partido. Gil y Pareja aprovecharon, esta vez sí, dos jugadas en superioridad para anotar el 7-6 a seis minutos para el final y se llegó a los últimos cinco minutos con una intensidad brutal

Pilar Peña empató con un tiro escorado (7-7) con 3:19 aún por jugarse. Todavía quedaba mucho tiempo y podía pasar cualquier cosa, pero lo único que sucedió es que, tras varias posesiones fallidas de unas y otras, Meseguer aprovechó una última superioridad para poner el 7-8 en el electrónico y desatar la locura en las gradas a 35 segundos para el final. Las húngaras tuvieron un último ataque también en superioridad, pero Del Soto y el poste evitaron la prórroga.

Ahora se las verá con Rusia que se impuso a Italia por 8-5 en la primera semifinal del Europeo.

Ficha técnica

7 - Hungría: Horvath; Szremko (-), Stieber (1), Dravucz (-), Zantleitner (-), Pelle (1), Valkai (1) -equipo inicial- Bujka (2), Kisteleki (-), Takacs (-), Gyore (1, 1p) y Primasz (1).

8 - España: Del Soto; Gil (2), Hagen (-), López-Escribano (1), Pareja (1), Meseguer (1), Laura López (1) -equipo inicial- Cristina Pardo (-), Cristina López (-), Anna Pardo (1), Peña (1), y García (-).

Incidencias: Partido de semifinales del Europeo femenino disputado en el Centro Acuático de Málaga ante unos 900 espectadores.