Van Dijk y el árbitro
Van Dijk consuela al árbitro del Alemania-Holanda tras la muerte de su madre. CAPTURA DE PANTALLA

El Alemania-Holanda dejó muchas imágenes para el recuerdo, más allá de los goles de Promes y Van Dijk en los últimos instantes del encuentro. El capitán de la selección tulipán dejó otra, cuando ya habían pitado el final del partido, que demostró su altura moral, más allá de la deportiva.

Mientras los holandeses festejaban el agónico pase a la Final Four de la UEFA Nations League, Van Dijk se acercó al árbitro del partido y estuvo charlando  unos instantes con él. Las palabras que le dijo, y el cariñoso abrazo que se dieron, hizo que el colegiado, el rumano Ovidiu Hategan, se echase las manos a los ojos para evitar llorar.

El motivo es que el futbolista de la 'oranje' tuvo un detalle muy emocionante: le dio el pésame por la muerte de su madre, ocurrida unos días antes del partido. El propio Van Dijk explicó lo sucedido. "Se rompió y se fue con lágrimas en los ojos. Le deseé fuerza y le dije que había hecho un buen trabajo. Es un pequeño detalle, que espero que le ayude", explicaba el futbolista a los medios después.