Saul Craviotto
Saul Craviotto enseña sus medallas de Río 2016 a la llegada a España EUROPA PRESS

Representar a España en los Juegos Olímpicos es uno de los sueños que todos los deportistas tienen y muy pocos consiguen. De ellos, aún menos pueden ser abanderados en la ceremonia de inauguración, lo que suele generar un cierto debate cuando se acerca la cita de cada cuatro años.

Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, ha tenido que responder sobre esta cuestión en los Desayunos Deportivos de Europa Press y hay un candidato sobre todos los demás: Saúl Craviotto. Blanco se ha agarrado al reglamento por el cual se rige este tipo de elección: "Si va a los Juegos, siguiendo el sistema actual de elección es el primero en la lista".

Esto no siempre fue así, como recordó Blanco. "Hasta los Juegos de Atenas los abanderados se elegían por distintas cuestiones y fueron todos grandísimos abanderados. Después hubo gran debate y la Junta de Federaciones Olímpicas determinó una norma. El criterio es quien tenga más medallas de oro, en caso de empate de plata, luego de bronce y finalmente número de participaciones olímpicas", explicó.

Siendo así, nadie tiene dos oros, una plata y un bronce. "Esa es la norma y está aceptada por todos los deportistas. Flaco favor nos haríamos si ponemos al más famoso en vez de al que tiene más méritos", señaló el presidente del COE.

Craviotto, que tendrá 35 años en Tokio 2020, supera en medallas a otra de las grandes favoritas, la nadadora Mireia Belmonte, que tiene un oro, dos platas y un bronce. El piragüista está por delante por mayor número de oros. Ambos se imponen a Lydia Valentín, que se había postulado para Tokio 2020 tras recibir su oro de Londres 2012, la que fue su tercera presea en tres Juegos diferentes.