Ronaldinho: "Los últimos meses fueron una pesadilla. Ahora estoy feliz y fuerte"

  • Ronaldinho, que se encuentra con su selección en China, sueña con conseguir el oro en los JJ OO.
  • Asegura que los últimos cinco meses en el Barça han sido "la peor experiencia de mi vida".
  • El brasileño del Milan afirma que durante la temporada "hago lo máximo para ser un buen jugador".
Ronaldinho (dcha), durante la sesión de entrenamiento con Brasil, en Shenyang, al noreste de China.
Ronaldinho (dcha), durante la sesión de entrenamiento con Brasil, en Shenyang, al noreste de China.
AP

A Ronaldinho le ha cambiado la cara y el espíritu tras su llegada al Milan. El brasileño, en una entrevista concedida desde China al diario deportivo italiano Gazzetta dello Sport, donde se concentra con su selección, asegura que " "los últimos meses fueron una pesadilla. Ahora estoy feliz y fuerte".

"Todas las personas tienen dos caras: la sonriente, cuando todo va bien, y la triste, cuande se vuelve las cosas van mal. Yo prefiero el lado bueno", dice Ronaldinho, quien asegura que "muchas veces estoy mosqueado, pero me suelo guardar para mi el estado de ánimo, porque prefiero sonreír cuando estoy con otras personas. No quiere decir que sea falso, pero no me gusta cargar a los demás con mis problemas".

No me gusta cargar a los demás con mis problemas

Asegura que para ganar el oro olimpico "hace falta estar feliz", así que él se ha puesto su mejor sonrisa para saltar al campo a entrenar y conseguir un título que Brasil no tiene en fútbol. No quiere que se repita la derrota Mundial 2006, en que cayeron en cuartos ante Francia.

Ronaldinho define este campeonato como "una experiencia horrible, para mi y el equipo. Antes del Mundial me consideraban como Pelé, Tras la eliminación, sólo escuché críticas: que no tenía ganas de jugar, que me fui a una fiesta tras el partido... Nadie me preguntó cómo estaba. Habría respondido que estaba triste, que me disgustaba no haber dado a mi país lo que me habría gustado darle".

El brasileño asegura que de esa experiencia aprendió mucho, pero que "la peor experiencia de mi vida" ha sido los últimos cinco meses, en los que en el Barça se dudaba de él continuamente de él y sólo recibía críticas por todos lados: "No tuve suerte, no podía entrenarme, jugar... lo único que podía hacer era ver la tele. Y cuanto más esperaba los partidos, sentado en el sofá, más triste me volvía. No sabía qué hacer pata remediarlo".

Hago lo máximo para ser un buen jugador, pero cuando terminan las obligaciones, me gusta disfrutar de la vida

En esos momentos, Ronaldinho sólo tenía "a mi familia, que me ha protegido y dado fuerza. También ha sufrido, porque las maldades no se han parado solo en mí, han envuelto también a mi hermano Roberto, que es también mi agente. Le han acusado de crear inestabilidad y de estar conmigo solo por el dinero".

Sobre las críticas que hablaban de su intensa vida nocturna, Ronaldinho asegura que no entiende "cómo es posible que hasta un día fuera un ejemplo para todos y que, de pronto, me convirtiera en Maradona, cuando estaba en el centro de la polémica".

"Cuando estoy de vacaciones hago lo que quiero. Durante la temporada me comporto como un profesional serio. Son momentos diferentes, no se pueden mezclar las cosas. Hago lo máximo para ser un buen jugador, pero cuando terminan las obligaciones, me gusta disfrutar de la vida".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento