Neymar Junior
El futuro de Neymar sigue siendo una incógnita. EFE

Al Real Madrid se le ha abierto una ventana para el fichaje de Neymar. El futbolista brasileño, que no ha jugado un solo minuto en esta pretemporada tras su lesión con Brasil en vísperas de la Copa América, ha dejado claro al PSG que quiere salir.

Pocos clubes en el mundo pueden permitirse costear el sueldo y el traspaso del jugador más caro de la historia: 222 millones de euros hace dos veranos, cuando salió del Barça. Los azulgranas son uno de esos clubes, pero en el Camp Nou se temen que el PSG prefiere negociar con el Real Madrid.

La contratación del delantero brasileño es una vieja pretensión del presidente blanco, Florentino Pérez, según ha contado él mismo en diversas ocasiones. El Barça se hizo con los derechos del delantero en 2013 mediante una opaca operación que acabó en los tribunales y ahora Pérez tiene una segunda oportunidad. Hasta hace sólo unos días, Neymar no estaba entre los posibles fichajes del Real Madrid, pero las dificultades para contratar a Paul Pogba antes del cierre de mercado en Inglaterra y la predisposición del PSG han alterado la situación.

El deseo de Neymar es regresar al Barcelona, donde mantiene una buena relación con los pesos pesados del vestuario y donde el mismísimo Leo Messi ha pedido al presidente, Josep Maria Bartomeu, que haga lo posible para que vuelva. Sin embargo, la prioridad de Neymar es salir del PSG y, si no es al Barça, no pondría reparos a vestirse de blanco. El mercado se cierra en tres semanas.