Los jugadores del equipo de fútbol del Real Madrid depositaron ramos de flores en la Terminal T-4 del aeropuerto de Barajas en memoria de las víctimas del atentado de ETA del pasado sábado.

Guti y Raúl, dos de los tres capitanes del Real Madrid, y el entrenador Fabio Capello, depositaron tres ramos de flores en nombre del equipo en el suelo de la terminal, en la zona de las paradas de autobuses, que es la más cercana a donde se produjo la explosión.

Los jugadores llegaron a la T-4 en autobús, pararon brevemente para realizar este homenaje a las víctimas y continuaron luego hasta la T-2 para embarcar en un vuelo con destino a Santiago de Compostela, ya que juegan contra el Deportivo de La Coruña.

El tercer capitán, Roberto Carlos, no acudió, ya que se encuentra lesionado y no jugará mañana contra el equipo gallego.

El homenaje a las víctimas del atentado, que duró solamente unos minutos, se desarrolló en silencio y mientras Guti, Raúl y Capello colocaban las flores en el suelo, los restantes integrantes del equipo permanecieron en el interior del autobús.