Rafa Nadal
Rafa Nadal celebra su victoria en su primer partido de los Juegos Olímpicos de Río. EFE

Rafa Nadal resolvió con buena nota su retorno a la competición y ganó con autoridad al argentino Federico Delbonis (6-2 y 6-1) para alcanzar el segundo tramo de los Juegos Olímpicos de Río 2016, donde se encontrará con el italiano Andreas Seppi.

Las dudas sobre el estado del campeón olímpico en Pekín 2008 duraron cuatro juegos. Lo que tardó el balear en tomar confianza, en asentarse ante las incomodidades meteorológicas y en derribar las expectativas de su rival.

Nadal, fuera de la escena competitiva desde que el pasado 27 de agosto anunciara su adiós a Roland Garros por una lesión en la muñeca izquierda, inició el choque cauto, dubitativo. Expectante ante la respuesta de la articulación. Antes de tener el motor caliente y la confianza de su lado, el número 5 del mundo cometió varios errores no forzados que prolongaron la igualdad en el marcador.

El equilibrio duró cuatro juegos. Hasta el 2-2. Después, Nadal dio un paso más en su puesta a punto y se anotó cinco juegos seguidos para cerrar el primer set y comenzar con ventaja el segundo.

Delbonis, que siempre ha perdido contra Nadal, las dos veces en partidos sobre tierra, decayó progresivamente hasta dimitir de un partido que comenzó con dos horas de retraso por el fuerte viento y que estuvo permanentemente amenazado por la posibilidad de lluvia.

El español dijo tras el partido que no volverá a hablar del estado de su muñeca lesionada, que no se encuentra al cien por cien pero que tuvo un comienzo en Río 2016 "mejor, imposible".

"Está será la última vez que hable de la muñeca. He venido a competir y no a hablar más de la muñeca cada día. La muñeca no está perfecta. Necesita más tiempo y si estoy aquí es porque son los Juegos Olímpicos. Si fuera otro torneo no estaría compitiendo porque no está perfecta. Necesita más tiempo y no me siento al cien por cien. Le daría más tiempo pero los tiempos son los que son", resumió Nadal.

David Ferrer, sin problemas

El español David Ferrer solventó sin contratiempos su compromiso inicial en el cuadro individual de Río 2016, tras imponerse en dos sets (6-2 y 6-1) al uzbeko Denis Istomin.

En ningún momento vio peligrar la victoria el tenista español en un choque que comenzó con hora y media de retraso debido al fuerte viento que soplaba en el Centro Olímpico de Tenis.

La tercera victoria en unos Juegos de Ferrer, que ganó dos partidos en Londres 2012 para caer en octavos frente al japonés Kei Nishikori y ninguno en Pekín 2008, no tuvo discusión.

David Ferrer, séptimo cabeza de serie, se enfrentará en segunda ronda al ruso Evgeny Donskoy.

Bautista aprovecha el abandono de Kuznetsov

El español Roberto Bautista reaccionó a tiempo en su estreno olímpico en el cuadro individual y, finalmente beneficiado por el abandono de su rival, el ruso Andrei Kuznetsov (6-7(4) y 6-2), avanzó a la segunda ronda de Río 2016.

Bautista, que disputa en Río sus primeros Juegos Olímpicos, arrancó con cierta inestabilidad en un día anómalo para el tenis, con un viento intenso que retrasó el arranque de la sesión. Mejoró el español, que llevó el primer set al desempate. Sin embargo, el ruso se apuntó la manga inicial.

Roberto Bautista prolongó su mejoría en el segundo set, que cerró con 6-2. Entonces, Kuznetsov, lesionado, abandonó el partido.

La retirada del ruso es la segunda de la jornada tras la del alemán Dustin Brown, que dejó el encuentro ante el brasileño Thomaz Bellucci dolido en el tobillo izquierdo

Cambio de rival para Muguruza

La española Garbiñe Muguruza tuvo una puesta en escena cómoda para obtener un triunfo contundente en su debut como olímpica en el cuadro individual e imponerse a la rumana Andrea Mitu por 6-2 y 6-2.

Fue la rumana Mitu, 190 del mundo, la que irrumpió en la pista para calibrar el nivel de la española. La retirada por una lesión en el hombro derecho de la serbia Jelena Jankovic, inicialmente inscrita en la competición, precipitó la presencia de Mitu.

Andrea Mitu, una desconocida en el circuito a pesar de su condición de finalista el pasado año en Bucarest, acusó la presión. Abrió junto a Muguruza la sesión nocturna de la pista central de unos Juegos. Le invadió toda la liturgia olímpica a la rumana, que acudió a Río para formar parte, sólo, del torneo de dobles.

La rumana no es, sin embargo, una desconocida para Garbiñe, que se enfrentó a ella años atrás en el torneo de Maaeia, en Rumanía. Entonces Garbiñe perdió.

Ahora las cosas han cambiado. La ganadora de Roland Garros no hizo concesiones y se mostró muy superior a una adversaria que dio la sensación de no poder entrar en el partido.

La española apretó el acelerador desde el principio y en poco tiempo tenía el primer set a favor (6-2).  La tenista rumana inició mejor el segundo set. Mantuvo el tipo en los primeros juegos, pero la española derribó cualquier opción y frustró los intentos de su adversaria.

Garbiñe Muguruza se enfrentará en segunda ronda a la japonesa Nao Hibino, que batió a la rumana Irina Camelia Begu por 6-4, 3-6 y 6-3.

Nadal-López, a la segunda ronda

Rafa Nadal, en compañía de Marc López, firmó su doblete de triunfos en la segunda jornada olímpica, y tras su triunfo individual sobre el argentino Federico Delbonis, superó también la primera ronda de dobles tras imponerse a los holandeses Robin Haase y Jean-Julien Rojer (6-4 y 6-4).

Pocas horas después de su partido ante Delbonis Nadal y Marc López saltaron a la pista 2 del Centro Olímpico de Tenis. La batalla fue algo mayor que la que padeció el campeón de Pekín 2008 contra Delbonis.

La pareja española acabó con la resistencia holandesa en una hora y 22 minutos en una jornada intensa y agitada, iniciada con retraso a causa del fuerte viento. A pesar de la demora, Nadal pudo cumplimentar con sus dos compromisos previstos en el orden de juego y no acumular perdidos pendientes para próximos días.

Nadal y Marc López jugaron con vista. Haase y Rojer intentaron mantener el tipo, siempre por detrás en el marcador. Pero en los momentos clave, los españoles inclinaron la balanza a su favor.

Marc López y Rafael Nadal se enfrentarán en segunda ronda a los argentinos Juan Martín del Potro y Máximo González.