Iker Casillas ha recibido este lunes el alta hospitalaria tras cinco días ingresado desde que sufriera un infarto el pasado 1 de mayo. El portero del Oporto ha estado activo en redes sociales en los últimos días para tranquilizar a todos sus seguidores y a su salida del hospital ha querido agradecer, muy emocionado, el inmenso apoyo recibido: "Es difícil hablar, pero tengo que estar agradecido porque he tenido mucha suerte. Muchas gracias a todo el mundo que me ha demostrado su cariño".

Asimismo, Casillas dio las gracias a todos los que contribuyeron a que llegara rápido al hospital "para poder contarlo". Es algo "que puede suceder en cualquier momento de la vida...pero aquí estamos", añadió el ex del Real Madrid, que también agradeció el trato recibido por los médicos.

El portero no quiso revelar si seguirá o no jugando de manera profesional, ya que asegura no saber qué pasará con su futuro que "ahora mismo es incierto", pero quiso dar las gracias, al borde de la lágrima, por las inmensas muestras de cariño recibidas en estos días.

"Lo importante es esar aquí", añadió Casillas, que deberá guardar reposo "dos semanas...o dos meses", en sus propias palabras.

Emocionado mensaje a sus fans

El jugador también publicó un vídeo en sus redes sociales. Comenzó con un sincero y emotivo "gracias" aseguró que "he estado al tanto de todo y solo quería mandaros un fuerte abrazo, estoy super emocionado por todas las muestras de cariño que me habéis dado".

El portero destaca que su único objetivo ahora es "recuperarse" porque "es lo que toca" y tranquiliza a sus fans afirmando que "todo está bien y en calma".