El guardameta español Iker Casillas, actualmente en el Oporto, ha sido ingresado este miércoles en el hospital de CUF tras sufrir un infarto agudo de miocardio durante el entrenamiento de la mañana, según ha confirmado el club luso.

La sesión de trabajo fue rápidamente interrumpida, según relató el Oporto, para ser que el portero, de 37 años, fuera atendido.

El exjugador del Real Madrid ya ha sido intervenido quirúgicamente y está consciente y fuera de peligro. Se le sometió a un cateterismo que le desobstruyó los vasos.

"Casillas está bien, estable y con el problema del corazón resuelto", aseguró el Oporto en un comunicado.

Lo que parece que está claro es que el portero no volverá a jugar más en lo que queda de temporada, con su equipo, el Oporto, jugándose el título liguero en Portugal en las tres jornadas que quedan.