Hooligans
Un grupo de seguidores en la Eurocopa, en la ciudad de Lens. EFE

La Policía alemana ha impedido este jueves la salida del país de varios "hooligans" reconocidos, en el marco de un dispositivo montado con motivo del partido de esta noche en la Eurocopa entre Alemania y Polonia, considerado de alto riesgo.

En concreto son tres seguidores radicales, ,localizados en controles realizados en la frontera con Bélgica. Los tres hombres tienen ahora la obligación de reportarse continuamente a las autoridades alemanes durante la duración de la Eurocopa. Otros dos fueron detectados por la policía en un tren entre Fráncfort y París. A otros siete se les dejó claro que están siendo observados antes de permitirles seguir su camino.

Tanto en la frontera con Bélgica como en la frontera con Luxemburgo se han establecido controles para impedir la salida de hooligans violentos con destino a Francia

Antes del primer partido de Alemania, contra Ucrania, fueron retenidos en las fronteras 2 a los que se les prohibió entrar en Francia. Eso no impidió que antes del compromiso hubiera agresiones de ultraderechistas alemanes a radicales ucranianos.

En Polonia también hay grupos de "hooligans" violentos y en el pasado ha habido enfrentamientos entre estos y grupos alemanes.

Ya antes del torneo, las autoridades alemanes le había proporcionado a las autoridades francesas una lista de 2.500 nombres de hooligans alemanes con propensión a la violencia.