El entrenador del FC Barcelona (2008-2012), Pep Guardiola, ha anunciado que abandona el club después de cuatro años de éxitos y trece títulos en las vitrinas.Lo ha hecho en una rueda de prensa posterior al entrenamiento del Barça donde estaba acompañado por el presidente, Sandro Rosell, además del director deportivo Andoni Zubizarreta. Varios jugadores de la primera plantilla han arropado al técnico en su adiós.

Gracias Pep por perfeccionar un modelo futbolístico que no será cuestionado

El propio presidente, Sandro Rosell, comenzaba la rueda de prensa anunciando que Guardiola no continuará como entrenador la próxima temporada. "Tenemos que consolidar con fuerza y unidos nuestro futuro. Gracias Pep por perfeccionar un modelo futbolístico que nunca más podrá ser cuestionado. Gracias Pep por representar a la institución de una manera modélica, haciendo valor de los valores que nos definen como club. Gracias por tu afecto y cariño".

Guardiola ha lamentado profundamente la incertidumbre sobre su continuidad en los últimos meses. "Parecía que me hacía de rogar, pero sé que la exigencia del Barça es mucha y siempre he pensado que hay que hacer las cosas a largo plazo. Cuatro años es una eternidad. En diciembre le comuniqué al presidente que tenía la sensación de que mi etapa se acababa, pero no podía hacerlo público ni comunicárselo a mis jugadores", ha asegurado.

El cansancio provoca su marcha

"Ahora el club tiene tiempo para tomar decisiones. La razón es muy simple, cuatro años desgastan mucho y es la razón por la que hace meses que ya sabía que no iba a continuar. La persona que ocupe mi puesto dará cosas que yo ya no podré dar".

El técnico ha querido recordar la estima que tiene con los jugadores. "Hemos vivido muchas cosas juntos como para que por solo una cuestión de seguir se pudiera romper. Sé de dónde me voy, de un sitio privilegiado, pero hago lo que toca. Estoy satisfecho de los resultados y de cómo lo he hecho, que es lo que me queda. Agradecer públicamente a los jugadores, hemos disfrutado de este trabajo con la máxima pasión".

En el Barça te tiran a la calle tarde o temprano, yo he podido elegir

No se fue sin recordar sus inicios en el club. "Hace cinco años me dieron la oportunidad de entrenar al filial, y posteriormente al primer equipo. La sensación es de que me comía el mundo, de que podía hacer cualquier cosa. Y quiero recuperar esa sensación. El responsable es el tiempo, de haber seguido no lo habría hecho como lo merece un entrenador del Barça", concluyó agradecido a la prensa. "Me voy con la sensación de los deberes bien hechos, orgulloso de haber estado aquí y de un club de una fuerza impresionante. No tengáis miedo, porque el que me sucederá está más que capacitado para hacer mi trabajo".

En el turno de preguntas Guardiola debió responder a las dudas sobre su adiós, en la que insistió deberse al tiempo y el cansancio. "Tengo la sensación de que he hecho las cosas bien, y lo he hecho sin quitar nada de mis predecesores. Cada palabra que he dicho es porque me la creo, porque la he visualizado y porque al final la he podido hacer realidad. Me voy con paz con mí mismo. En el Barça te tiran a la calle tarde o temprano, y he tenido la suerte de ser yo el que decide que se va. Te queda un recuerdo más vivo, más real de lo que me llevo. Estoy muy satisfecho".

"Yo doy un paso al lado, no voy a intervenir más, estoy fuera", destacaba.

"No puedo llenar este vacío si de pronto vuelvo a entrenar, tarde o temprano lo volveré a hacer", matizaba sobre su futuro. "No me he reunido con nadie, sería una falta de respeto para este club. ¿Cuándo volveré a ello? No lo sé".

La familia no ha tenido nada que ver en su decisión."Conozco a mi compañera desde que era futbolista y sabe qué situaciones se dan. Los niños son muy pequeños y no se enteran. Ahora no podrán tocar a los jugadores tan de cerca, pero también aprenderán de ello. Es una cuestión mía, personal, del tiempo".

Cuestionado por la ausencia de Leo Messi en la rueda de prensa, sonriente, no ha querido darle más importancia."Leo está, todos están. Me he acordado mucho de Abidal. Me he acordado mucho de Keita, que ha sido mi termómetro moral y ético. Me voy muy feliz".

Tito Vilanova toma el relevo

Rosell tomó la palabra para rememorar el fútbol practicado por el equipo en los últimos cuatro años. "Nos ha hecho sentir muy orgullosos, porque además de los títulos, hemos conseguido el trofeo al orgullo. Desde que recuerdo ser culé nunca había visto la reacción del pasado martes en el Camp Nou, y hemos ganado eso". "El nuevo entrandor del Barça es Tito Vilanova", ha anunciado, "a petición de Zubizarreta".

Tito Vilanova dará al club lo que yo ya no puedo dar, el club acierta

El director deportivo ha asegurado que la decisión ha sido tomada en función de los jugadores que tiene el club, que forma, y del perfil y el juego del equipo. "Tito representa el juego, la preparación, el análisis. Somos un equipo que pone horas hasta las de dormir: preparación, compromiso, personalidad...Tito".

El técnico elogió la decisión del que hasta ahora era su segundo entrenador. "El club acierta de lleno. Más allá de mi estima personal, de lo que me ha ayudado, es una persona más que capacitada. Los jugadores lo conocen, tiene su perfil, y tocará muy poco la manera de la que entendemos el fútbol. Son ideas mías y suyas, conjuntas. Dará al club lo que yo ya no puedo dar", aseguraba."Lamento en lo más profundo de mi ser haber perdido esa energía. Es una cuestión de que en otoño mi cabeza ya estaba pensando que era mi último año".

Guardiola aconsejó a Tito. "Cuando me pidió opinión le dije que tienes que mirar a los jugadores. Si te sientes fuerte, con energía y capacidad de que vas a poder hacerlos funcionar, no dudes ni un ápice. Todos los entrenadores del mundo quieren entrenar al Barcelona, pero si tienes dudas plantéatelo porque es un puesto exigente", aseguraba. "Pero ha sido una decisión de Zubizarreta, que nadie diga que he sido yo", ha recalcado. "Para lo que necesite, sabe que estoy aquí".