Laprovittola
El jugador del Joventut Nico Laprovittola (d) entra a canasta ante Vincent Poirier (c), de Baskonia. EFE

Real MadridDivina Seguros Joventut se jugarán este sábado el pase a la final de la Copa del Rey de la ACB en una semifinal en la que los blancos parten como favoritos, aunque no se fían de un rival que tumbó en cuartos al Baskonia (89-98) y que tiene en sus filas a un Nico Laprovittola en estado de gracia.

La exhibición del base argentino, que logró este viernes con sus 50 créditos el récord absoluto de valoración del torneo y sumó ante el conjunto vitoriano la mayor anotación en las últimas veintidós ediciones (36 puntos), supone la mayor preocupación del Real Madrid, aunque el resto de sus compañeros también demostraron llegar en buen momento a la Copa.

Laprovittola es el máximo anotador de la liga (15,7 puntos) y el líder en asistencias (6,45), aunque el gran salto cualitativo y la regularidad en la Penya ha llegado con la mejor versión del pívot Marko Todorovic, un jugador de gran talento que ha recuperado en los últimos meses su mejor nivel y es el décimo más valorado del campeonato.

La media de edad del equipo badalonés es de 23,9 años y solo cuatro jugadores saben lo que es disputar una Copa del Rey: Nico Laprovittola, Albert Ventura, Marko Todorovic y Luke Harangody.

Enfrente, los hombres de Pablo Laso, que buscan su sexto título en las últimas ocho ediciones, se presentan en el WiZink Center como el equipo más anotador en las primeras 20 jornadas ligueras, con una media de 88,85 puntos.

Tras eliminar al Movistar Estudiantes en cuartos (94-63), el Real Madrid, buscará una nueva final que le permita acabar con la maldición del anfitrión. Solo dos equipos (CAI Zaragoza en 1984 y TAU Cerámica en 2002) han logrado levantar el título en su ciudad.

Para intentarlo, Laso podrá contar con Sergio Llull, que reapareció ante los colegiales tras varias semanas lesionado, aunque el estadounidense Trey Thompkins seguirá de baja.

Por su parte, el Joventut intentará prolongar el buen juego exhibido ante Baskonia bajo el liderazgo de Laprovittola, aunque su menor profundidad de banquillo y el cansancio tras el esfuerzo de su debut podría ser un lastre ante una plantilla tan extensa como la madridista.

El equipo sufrió la pasada semana un auténtico mazazo al conocerse que uno de sus mejores jugadores, el alero israelí Shawn Dawson, se perderá el resto de la temporada. En Madrid tampoco está el sueco Simon Birgander, un proyecto de futuro en Badalona.

"Nosotros queremos el título. Nuestro porcentaje de ganar la Copa era pequeño y ahora ha subido un poquito. A ver este sábado qué guerra tenemos" dijo el técnico verdinegro, Carles Durán, tras eliminar al Baskonia.