Martin Odegaard
Martin Odegaard EFE

Ada Hegerberg está considerada la mejor futbolista del mundo en la actualidad; al menos, así lo acredita el Balón de Oro con el que fue galardonada a finales de 2018, el primero que se entregó a una mujer. Sin embargo, la jugadora noruega no está disputando estos días la Copa Mundial femenina 2019 con su selección, ya que renunció al torneo como parte de su lucha por la igualdad.

No todo el mundo en su país ha entendido esta decisión, como demuestran las palabras de Martin Odegaard. El joven futbolista del Real Madrid, que ha jugado la última temporada cedido en el Vitesse, cree que "no era el momento", según ha escrito en su cuenta de Instagram.

"Tal vez podría encontrar algo mejor que hacer que perturbar los preparativos del equipo nacional para el Mundial", escribe Odegaard. "Se han clasificado en nombre de nuestro país, una de las cosas más importantes que un jugador de fútbol puede experimentar, y ya han recibido suficiente presión negativa. No es el momento. La selección se merece algo mejor".

La cruzada de Hegerberg

Hegerberg renunció a jugar con la selección noruega en 2017 debido a las diferencias entre las condiciones de los equipos masculino y femenino. A pesar de las numerosas reuniones llevadas a cabo entre representantes de todas las selecciones y la federación, y de las mejoras pactadas desde entonces, la estrella escandinava se ha mantenido firme en su decisión. El organismo del fútbol noruego firmó un acuerdo para equiparar la remuneración de los combinados, algo que ella no considera suficiente.