Apenas un día después de que el portal TMZ revelara una grabación en la que el propietario de Los Angeles Clippers, Donald Sterling, realiza comentarios racistas, como que no quiere la presencia de afroamericanos en los partidos de su equipo, las reacciones no se han hecho esperar, y han procedido de tan altas esferas como la propia Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama (primer presidente negro de la historia del país), fue preguntado por los periodistas en una rueda de prensa ofrecida en Malasia, donde se encuentra de viaje oficial por el asunto. Obama, según recoge la agencia AP, describió las palabras de Sterling como "increíblemente racistas y ofensivas". Sobre Sterling dijo que "cuando la gente ignorante quiere anunciar su ignorancia, no tienes que hacer nada, sólo dejarles hablar".

EE UU sigue luchando contra los vestigios de la discriminaciónObama dijo también que "Estados Unidos continúa luchando con el legado de raza, esclavitud y segregación, que está todavía ahí, son los vestigios de la discriminación. Hemos hecho grandes progresos, pero vamos a serguir viendo esto filtrarse cada cierto tiempo. Y creo que tenemos que ser claros y constantes denunciándolo, enseñando a nuestros hijos de manera diferente, pero también permaneciendo esperanzados en parte por cómo declaraciones como éstas destacan, y es porque se ha producido un cambio en la forma de vernos a nosotros mismos".

Dentro de la NBA, tampoco dejan de escucharse reacciones a la polémica de Sterling. El ganador de los dos últimos MVP de la NBA y actual campeón, LeBron James, dijoel sábado que "no hay sitio para Donald Sterling en la NBA". LeBron, que calificó las palabras del dueño de los Clippers como "preocupantes y ofensivas", pidió a la NBA que tome cartas en el asunto: "Si las noticias son ciertas, es inaceptable en nuestra liga. No importa si eres blanco, negro o hispano. Para todas las razas es inaceptable. El comisionado (Adam Silver) tiene que tomar una postura. Tiene que ser muy agresivo con esto".

James también tuvo palabras para su amigo Chris Paul, base titular de los Clippers, y también de raza negra: "Me puedo imaginar lo que está pasando por su cabeza". "Si nuestro dueño saliera y dijera las cosas que (Sterling) ha dicho, tendría que sentarme con mis compañeros y hablar con mi familia, porque al final del día, la familia y los compañeros son mucho más importantes que esto. El baloncesto es enorme y los playoffs están siendo increíbles, pero odio que algo así tenga que salir".

Kobe Bryant, estrella del otro equipo de la ciudad de Los Ángeles, los Lakers, también se posicionó al respecto. La 'Mamba Negra' lo hizo a través de la red social Twitter. "No podría jugar para él", fue su mensaje.

En cambio, la que quizá sea la principal leyenda de la NBA, Michael Jordan, fue muy criticado porque, tras ser preguntado por la polémica, rechazó hacer cualquier tipo de declaración. No obstante, horas después, la cadena CNBC recogió unas declaraciones en las que Jordan afirma confiar en que la NBA "emprenderá acciones apropiadas pronto. Estoy completamente indignado".

Adam Silver, comisionado de la NBA, explicó que la liga está investigando los hechos, sobre todo en la dirección de saber si la grabación es auténtica. Silver no quiso adelantar ninguna decisión, aunque el diario Los Angeles Times apunta a que podría haber una fuerte multa o incluso una suspensión, si bien aclaran que es bastante improbable que obliguen a Sterling a vender la franquicia. Por lo demás, Silver sí confirmó que Sterling no acudirá al partido que enfrenta a su equipo contra los Golden State Warriors en Oakland, California, este domingo por la noche.