La organización Save the Children ha presentado hoy un informe titulado ‘Los niños en competición’ (descarga el documento completo en PDF) que revela con detalle prácticas deportivas perjudiciales para la infancia y también se fija en varios casos en España.

Destacan tres puntos importantísimos que actualmente existen con los niños. El primero es el de los entrenamientos demasiado intensivos que tienen los jóvenes deportistas y que pueden dañarles físicamente, como en la gimnasia rítmica, donde según esta organización hay muchas más lesiones en la infancia.

Uno de los capítulos del informe es ‘China en el punto de mira’ cuando falta un mes para que se celebren los Juegos Olímpicos en Pekín. A las autoridades chinas se les critica por la cantidad de horas de entrenamiento (de 6 a 8) y algunas prácticas muy duras de sus preparadores en las academias. En muchas ocasiones los niños están muy alejados de sus familias, viven internados.

También se expone el debate sobre la edad de los gimnastas y si deberían competir sólo a partir de 18 años cuando son maduros. En 2009 la edad límite será de 16 años.

Hay "tráfico" de niños futbolistas en África amparado en una legislación ambigua
El segundo relata los transtornos alimenticios que sufren algunos menores por las exigencias del deporte profesional y hablan de casos conocidos, como el de la española María Pardo (anorexia).

El tercero afecta al fútbol y señala el "tráfico" de niños futbolistas procedentes de África y el abandono que sufren cuando no satisfacen las expectativas. La ambigüedad en la legislación vigente facilita que siga habiendo prácticas ilícitas.

Fútbol: sólo entrenar y sin ir a la escuela

Se expone el caso de Dungani Fusini, un niño de 14 años que fue a jugar a Italia y ni siquiera recibía educación o alojamiento debido. Acusa a Bélgica de ser el puente para introducir futbolistas jóvenes africanos y las dudas que hay en Francia.

Incluso se informa de adopciones legales para poder traer a niños para ser futbolistas y se habla del caso de Messi y su llegada a Barcelona para obtener una hormona de crecimiento.

El informe señala que "aunque la FIFA cuenta con un reglamento de normas estricto, algunas de las partes implicadas en el mercado del fútbol incumplen muchas veces la legalidad escudándose en artimañas que no pueden ser perseguidas por el control estatal". Los protagonistas de ello son las academias y los agentes. También recopilan parte de los reportajes que se han hecho, como uno de la BBC.

Niños boxeadores y jinetes

También se habla de los jinetes de camellos (graves lesiones por caídas) en los países del Golfo Pérsico y del boxeo infantil (‘muay thai’) en Tailandia. Hay combates autorizados de niños a partir de 12 años y esta práctica deportiva -más dura que el boxeo- genera grandes beneficios económicos por las apuestas.

Al hablar de derecho en la infancia, el informe señala que "en España tampoco encontramos en todo el articulado dela Ley 10/90 del Deporte medidas de protección de los jóvenes deportistas".

Al final del informe se da una amplia lista de recomendaciones para padres, educadores, los países y los legisladores.