Rafa Nadal
Rafa Nadal celebra su duodécima victoria en Roland Garros. EFE

Rafa Nadal escribió este domingo otra de las grandes páginas de su carrera, al derrotar a Dominic Thiem y lograr su duodécimo título en Roland Garros. El campeón español aprovechó su discurso tras la final para recordar unos momentos bastante menos alegres y ni mucho menos lejanos.

"Hace relativamente poco tiempo no sabíamos si iba a poder competir aquí", contó Nadal, que volvió a sufrir un calvario de lesiones a final de la temporada pasada. "Tener este trofeo aquí significa muchísimo. Sin vosotros no habría sido posible. Muchísimas gracias por apoyarme en los momentos más difíciles", insistió.

"No ganar no es un drama", añadió más tarde, en una entrevista para Eurosport con Alex Corretja. "Lo que exige es un poco más complicado, es acertar todos los inconvenientes físicos que he tenido en los últimos 18 meses. El comienzo en tierra batida no fue bueno por mi estado emocional y tenístico, que va junto. Lo dije en Roma: dentro de que no había estado del todo bien, sin estar perfecto, fui capaz de no perder partidos tontos. Sin jugar bien he conseguido llegar a varias semifinales, y a partir de Roma, mejor y estar luchando por lo que viene. La semana de Roma fue decisiva, tiene mucho que ver con tener este trofeo en mis manos. Tener doce es alucinante, he acabado cinco torneos sin retirarme y eso".

Elogio a Thiem

Nadal quiso dedicar unas palabras a elogiar a Thiem: "Lo siento por él, y seguro que tendrá oportunidad de volver aquí. Sólo quiero darle la enhorabuena por su juego y por cómo ha jugado aquí en París", dijo. "Es un ejemplo, esto es muy duro y siempre [está] con una sonrisa en la cara. Gracias por ser una inspiración para mí y para muchos niños. Sé lo difícil que es perder finales, pero es deporte. Pero si tienes que perder, que sea así. Tienes un gran equipo y una gran familia".