Rafa Nadal
Rafa Nadal, en la final de Roland Garros 2019. EFE

La palabra ‘leyenda’ no alcanza a definir la dimensión de las cifras de Rafael Nadal en Roland Garros. En sus 15 participaciones, el tenista español ha conseguido 12 títulos, incluido el de este domingo ante el joven austriaco Dominic Thiem. Sólo se ha ido tres veces de vacío de París. La primera fue en 2009, cuando cayó en octavos frente al sueco Robin Soderling. En 2015 perdió ante Novak Djokovic en cuartos de final y un año más tarde tuvo que abandonar con dolores en la muñeca izquierda.

Para lograr sus doce títulos, ha tenido que derrotar en las finales a Roger Federer (cuatro veces, de 2006 a 2008 más 2011), Djokovic (dos, en 2012 y 2014), el propio Thiem (las dos últimas), Mariano Puerta (2005), Soderling (2010), David Ferrer (2013) y Stanislas Wawrinka (2017).

En 2008 y 2017, Nadal se alzó con la Copa de los Mosqueteros sin ceder un solo set. El total de estos 15 años es de 274 ganados y 26 perdidos. Nunca ha necesitado llegar a cinco sets en una final en la pista Philippe Chatrier. De hecho, en los 95 partidos que ha disputado en Roland Garros (con 92 victorias, un 96,84%) sólo ha necesitado irse al quinto set en dos ocasiones: contra John Isner en primera ronda 2011 y contra Djokovic en semifinales de 2013.

Tan sólo 15 jugadores pueden presumir de haberle ganado un set en el torneo francés. En esta edición lo lograron dos: Thiem y el belga David Goffin, en tercera ronda, cuando Nadal había encarrilado ya el partido ganando los dos primeros. El balance de sets de Nadal en estas dos semanas ha sido de 21 ganados y dos perdidos. Exactamente igual que el año pasado, cuando cedió una manga ante el argentino Diego Schwartzman.

El mayor dominador jamás visto en un Grand Slam

Ningún otro tenista se aproxima a las doce victorias en un mismo Grand Slam. Federer, su gran rival histórico, lleva ocho en Wimbledon, donde el estadounidense Pete Sampras llegó a siete. Federer, eso sí, suma 20 grandes, por 18 del español.