Papy Faty
Papy Faty, jugador de Burundi que murió tras desplomarse en pleno partido. Bidvest Wits

La muerte súbita ha vuelto a golpear el fútbol. Esta vez ha sido en África, concretamente en Suazilandia, en el partido entre los Malanti Chiefs y Green Mamba, cuando al cuarto de hora de encuentro se desplomó el centrocampista burundés Papy Faty.

El jugador fue atendido en el momento, pero una vez desplazado al hospital sólo pudieron certificar su muerte. A sus 29 años, Faty había sido uno de los jugadores clave para que su selección se clasificase para la Copa de África por primera vez en su historia.

A diferencia de otros casos, el de este futbolista no ha sido del todo inesperado. En enero fue sometido a un chequeo médico donde le detectaron una enfermedad cardíaca, tras lo que le aconsejaron someterse a una operación o, lo que era más aconsejable, dejar de jugar al fútbol. Faty se negó, contra los consejos de los médicos, y fichó por los Malanti Chiefs tras dejar el Bidvest Wits.

Desde enero, había jugado siete partidos y marcado dos goles, lo que le valió para ser convocado con Burundi para el partido contra Gabon, que supuso la histórica clasificación para el torneo de selecciones que se disputará en Egipto. En una entrevista a 'KickOff.com', Faty aseguraba que ya no estaba enfermo porque "es el último partido" y su país necesitaba de jugadores con experiencia para lograr la clasificación.

Faty disputó casi toda su carrera en África, si bien llegó a firmar por el Tabzonspor turco en 2008, si bien no disputó ningún partido y fue varias veces cedido hasta fichar por el Bidvest Wits, su último equipo profesional antes de irse a los Malanti Chiefs.