Mourinho saluda a la afición del Chelsea en Mestalla tras eliminar al Valencia.
Mourinho, cuando era técnico del Chelsea, celebra en Mestalla una victoria sobre el Valencia. Eddie Keogh/Reuters

Siete meses después de dejar el Chelsea, José Mourinho sigue con su lengua viperina. El portugués arremete contra Arsène Wenger, Alex Ferguson y Rafa Benítez en el libro José Mourinho, ganador nato, que acaba de publicarse.

Mi Chelsea ganó dos ligas consecutivas y puso muy nerviosos a los dirigentes de la Premier

Mourinho cuestiona la eficacia de sus colegas y asegura, según The Daily Mirror, que los tres "nunca serán tan especiales como yo". Y luego se centra en cada uno de ellos: "¿Saben que Wenger sólo ha ganado un 50% de sus partidos en la Premier, y que Ferguson, en el mismo número de encuentros, apenas logró los tres puntos en la mitad?", se pregunta.

"Mi Chelsea superó de sobras esos números, alcanzando las 70 victorias en la Liga, ganando dos campeonatos consecutivos y poniendo de los nervios a los dirigentes de la Premier. Quizás yo gané demasiado pronto. A veces pienso que fui víctima de mi propio éxito, añade.

Comprar el éxito

Sin atisbo alguno de modestia, Mourinho continúa sus críticas recordando que "en toda la historia de la Premier, fui el primer manager en ser campeón en la primera temporada". Olvida que Wenger ganó Liga y Copa en su primera temporada completa con el Arsenal.

Y llegado a este punto, es cuando arremete contra Ferguson y Benítez: "La misma gente que dice que Mourinho compró el éxito olvida la inversión que el Manchester United ha hecho durante bastantes años. ¿Cuánto les costó Rio Ferdinand? ¿Qué piensa esa gente cuando se anuncia que el Liverpool y Rafa Benítez han tenido 70 millones de libras para gastar en fichajes esta temporada?".

Él mismo se responde: "No piensan en ello porque el Liverpool lleva más de diez años sin ser campeón". De Liga, se supone, porque ganó la Champions en el 2005. Y agrega: "¿Cuántos campeonatos ha ganado Benítez desde que llegó al Liverpool? Ninguno ¿Y cuántos nombres se sugirieron en la prensa para reemplazarle? Ninguno".