Dzsenifer Marozsan
Dzsenifer Marozsan, durante el partido entre Alemania y China. EFE

Dzsenifer Marozsan no se ha recuperado de la lesión que sufrió en el partido ante China, que supuso el debut de la selección de Alemania en la Copa Mundial femenina que se está disputando en Francia. Eso significa que se perderá los dos partidos restantes de la fase de grupos, contra España este miércoles y frente a Sudáfrica al lunes siguiente.

La baja de Marozsan no es un problema cualquiera para Alemania. La centrocampista de origen húngaro, que juega en el Olympique Lyonnais, está considerada la mejor jugadora del equipo que dirige Martina Voss-Tecklenburg.

"Seguro que no jugará contra España y la seleccionadora dará más información al respecto más adelante, en la conferencia de prensa”, ha explicado una de sus asistentes, Britta Carlson; “luego veremos cómo continúan las cosas para Dzseni".

Alemania lidera junto a España el Grupo B del Mundial, ambas con tres puntos. En la primera jornada derrotó a China gracias a un gol de Giulia Gwinn.