En Boston, en el conocido como ‘Maratón de los Maratonianos’, en los 42,195 kilómetros más veteranos de la era moderna por las 119 ediciones disputadas, una cita muy tradicional que no olvidará nunca los trágicos atentados de hace dos años, otro doblete africano también en 2015.

El Maratón de Boston es el más antiguo del mundo y la de 2015 fue su edición 119En la prueba femenina, ausente la keniana Rita Jeptoo (triple ganadora) por cuestiones de dopaje, la triunfadora fue su compatriota Caroline Rotich. Con una gran lectura táctica, sabiendo leer los movimientos de Mare Dibaba, la gran animadora con dos acelerones muy selectivos en la parte final, la keniana se jugaría con la etíope la victoria final en la recta final.

Primero ambas reventaron a la también etíope Burunesh Deba, después volvería a lanzarse Dibaba. En los últimos 200 metros llegó la reacción de Rotich, quien detuvo el grono en 2h:24:55. Tras Rotitch y Dibaba, la también etíope Buzinesh Deba completó el podio. La estadounidense Desiree Linden, cuarta, rozó el podio en Boston.

La segunda de Desisa

En la carrera masculina, por su parte,  el etíope Lelisa Desisa, campeón en Boston 2013, encontró una gran oposición en  su compatriota Yemane Adhane Tsegay. Desisa, el más fuerte de la carrera, el gran seleccionador de la misma, acabaría cercenando la resistencia de su rival antes del último avituallamiento, a unos cinco kilómetros de la meta en Boylston Street. Desisa acabaría en 2h:09:17.

Yemane Adhane Tsegay defendería con holgura su segunda plaza, aunque a 31 segundos de Desisa. A más de un minuto entró el keniano Wilson Chebet, que completó el podio. El estadounidense Dathan Rizenhein, séptimo, fue el primer atleta no africano; el ucraniano Vitaly Shafar, décimo, el primer europeo.

Antes, las primeras competiciones que se resolvieron este lunes fueron las de silla de ruedas, donde se concretó la victoria del suizo Marcel Hug (1h 29: 52) y la estadounidense Tatyana McFadden (1h 52:54).