Jorge Lorenzo
Jorge Lorenzo, piloto de Honda. Repsol Honda

Jorge Lorenzo y Marc Márquez compartirán equipo la próxima temporada de Moto GP tras la llegada del balear a Repsol Honda, lo que sin duda es una de las grandes noticias del curso a nivel de seguimiento. Es totalmente cierto que la imagen que han dado ambos es de buen rollo y compañerismo, tratando de dejar olvidadas viejas disputas, pero no cabe duda de que dos tipos tan competitivo como ellos derivará en una dura pelea por acabar por delante.

Evidentemente Márquez, después de sus últimos éxitos, es en este momento el rival a batir para todos, pero Jorge Lorenzo no va a poner las cosas fáciles. De hecho, ya están surgiendo algunos pequeños piques, después de que Aleix Espargaró declarase que Márquez "está a otro nivel, mucho más alto que resto. La moto la ha hecho él, es su casa, con su propia gente. Para mí es imposible batirlo con su misma moto".

Lorenzo no tardó en responder a través de las redes sociales, recogiendo las declaraciones de Espargaró, y citando a Muhammad Ali: "Imposible es sólo una palabra que usan los hombres débiles para vivir fácilmente en el mundo que se les dio, sin atreverse a explorar el poder que tienen para cambiarlo. Imposible no es un hecho, es una opinión. Imposible no es nada".