El drama familiar que ocultó Hamilton mientras se proclamaba pentacampeón

Lewis Hamilton saluda al público de México tras proclamarse pentacampeón del mundo.
Lewis Hamilton saluda al público de México tras proclamarse pentacampeón del mundo.
EFE

Cuando Lewis Hamilton entró en la meta del GP de México este domingo, su mente se fue inmediatamente a Londres. Los pensamientos de su infancia se agolparon en su momento de mayor gloria deportiva, porque estaba profundamente triste: tres días antes había perdido a su abuelo, Davidson Hamilton.

El pentacampeón lo ocultó durante todo el fin de semana (sólo lo sabía su gente de confianza del equipo Mercedes), y lo confesó después en una entrevista al 'Telegraph'. "El jueves me enteré de que mi abuelo estaba en el hospital, y me di cuenta de que no sabía nada de mi padre, así que le escribí y me dijo que le llamara. Cuando lo hice, me dijo que el abuelo había fallecido hacía una hora. Fue muy duro. He estado en contacto con la familia estos días. Por un lado es muy triste, pero por otro estoy muy feliz por él, porque llevaba un tiempo luchando contra la demencia senil y ya ni reconocía a su hijo", confesó, al borde de las lágrimas.

Para Hamilton, su familia es algo fundamental. Por eso, ante la pérdida de una figura capital en su vida, lo que menos ganas tenía era de irse de fiesta. Nada más acabar la carrera en el Autódromo Hermanos Rodríguez, cogió su jet privado y se fue a su casa de Los Ángeles, donde pasó la noche tranquilamente junto a sus mascotas, los bulldogs Roscoe y Coco, antes de viajar a Londres a acompañar a los suyos en el duelo por el abuelo.

Davidson Hamilton emigó a mediados de los años 50 desde la isla de Granada a Gran Bretaña, junto a su esposa y su hijo Anthony, padre de Lewis. A partir de ahí, la familia fue prosperando poco a poco, no sin muchísimo trabajo detrás.

"Cuando alguien muere, toda la familia se une. Mi padre y yo ya estábamos muy unidos, pero esto lo hará serlo aún más. Nunca olvidaré las cosas que hizo para que yo esté aquí y para que nosotros triunfásemos", rememora, recordando que Anthony Hamilton llegó a compaginar cuatro trabajos para que Lewis cumpliera su sueño de ser piloto profesional. Esta cultura del esfuerzo para hacer prosperar a sus hijos lo aprendió de él.

"Realmente aspiro a ser como él, como persona, de raza negra y fuerte, y como padre, por hacer todo lo que hizo en tiempos muy difíciles, con lo poco que tenía. Creo que ese es su testamento para nosotros. Mi abuelo estaría muy orgulloso de nosotros, muy agradecido de ver cómo el nombre los Hamilton se ha establecido y que ha entrado en la historia", señala.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento