Laia Sanz
Laia Sanz, feliz por su actuación en el Dakar 2019. KTMimages - Marcin_Kin

Laia Sanz ha sido la mujer mejor clasificada en el rally Dakar 2019, que concluyó en Perú este jueves. Ha finalizado undécima en la clasificación absoluta, por lo que mejora en un puesto respecto al año pasado y se queda cerca de la novena posición que conquistó en 2015, el mejor resultado de una mujer en los 41 años de historia de la prueba. Además, ningún otro piloto de motos en activo ha logrado terminar nueve ediciones consecutivas, sin ningún abandono.

La piloto de Soficat Xerox ha roto todos los pronósticos. Nadie contaba con un éxito así, ni siquiera ella misma, que se declara “muy feliz con este resultado”: “No hubiera pensado nunca acabar así, llegando como he llegado a la carrera”, admite Sanz, que ha padecido un calvario de enfermedades (una mononucleosis, la fiebre Q y una neuropatía, felizmente superadas ya): “He sufrido mucho para estar aquí. Si hace un mes me dicen que hago la 11, no me lo creo”.

Sanz llegó a Perú, país en el que ha transcurrido todo el Dakar, con apenas una docena de entrenamientos, todos en diciembre, a última hora. Por si fuera poco, un virus estomacal nada más comenzar el rally estuvo a punto de obligarle a abandonar. Pero de eso nada.

La última etapa

En esta última jornada del rally, sin opciones de alcanzar el top 10, Sanz se jugaba mantener la undécima posición que consiguió en la víspera. Para ello tenía que zafarse de los ataques de Kevin Benavides, que empezaba el día decimosegundo a 13 minutos y 37 segundos de ella, a los que se han añadido 15 minutos de penalización de la jornada anterior. En un Dakar como el de este año, la piloto española no se fiaba e, incluso, ha tenido un momento de apuro.

“He empezado un poco nerviosa porque tenía muchas ganas de acabar y que fuera todo bien. En este Dakar cada día han pasado cosas y hoy no era un día de trámite. La prueba es que he tenido un susto. En el paso por un río me he torcido mucho el pie y pensaba que me había hecho daño, así que me he tomado el resto de la etapa con calma. Pensaba que  Benavides me pillaría, pero no ha sido así al final. Estoy súper contenta. Quiero dar las gracias al equipo y a la gente que ha estado cerca de mí estos meses tan difíciles”, ha contado.