Joel González
El campeón olímpico de taekwondo, Joel González, protege al fútbol de las mafias de las apuestas. HUGO FERNÁNDEZ

Las mafias de las apuestas y los futbolistas corruptos tienen un motivo más para estar preocupados. El oro olímpico en taekwondo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Joel González, les estará vigilando. El catalán, criminólogo de carrera, ha firmado un contrato de un año con el Departamento de Integridad de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y durante el Mundial de Brasil está trabajando para Federbet, la asociación de operadores de apuestas contra la estafa deportiva, con los que ha estado formándose los dos últimos meses en Bruselas (Bélgica).

Pagar primas
por ganar no se considera amaño
"El objetivo es prevenir los amaños de partidos e interceptarlos cuando vayan a ocurrir. Investigamos si alguien como deportista se deja perder y alguien, un tercero, saca un beneficio de ello", explica el catalán. Como un acto reflejo, surge la pregunta: ¿Y pagar primas por ganar? "Pagar primas por ganar no se considera amaño. No crea un teatro en el juego. Solo una motivación. ¿No se las ha pagado el club a los jugadores del Madrid por ganar la Champions?", responde.

Joel comenzó hace cuatro años el Grado de Criminología y lo ha terminado este. "Siempre me ha gustado la investigación. Me tragaba Crímenes Imperfectos todos los días y también me gustaba CSI, sobre todo la parte en la que investigaban. Yo no quería estudiar, pero le tengo que dar gracias a mi madre porque me insistió y ahora puedo hacer dos cosas que me encantan", cuenta.

El Mundial y la Champions, bajo sospecha

El jueves 12 de junio viajó a Viena (Austria) para trabajar con Federbet durante el Campeonato del Mundo de Fútbol. "Yo no pongo la mano en el fuego por nadie. Si la mafia está presente en Brasil no es por si acaso se puede amañar. No van de vacaciones. Y te aseguro que se les puede ver allí. En Bruselas, a mí me comentaron que han detectado problemas hasta en partidos de la Champions League".

Me tragaba 'Crímenes Imperfectos' todos los días y también me gustaba 'CSI'

El de Figueras explica el proceso de detección: "A partir de las casas de apuestas, analizamos si antes de un partido ha habido mucha variación monetaria, y hablo de millones de euros, en muy poco tiempo. Si ha sido así, lo contrastamos estadísticamente y vemos si se han hecho apuestas para ese partido en todo el mundo, si cambian las apuestas porque no juega el mejor jugador de un equipo o porque el equipo, realmente, no se juega nada. La fiabilidad es 100%. Si hay un partido amañado, lo detectamos".

El taekwondista recuerda que el año pasado se desarticuló "la red más grande hasta la fecha, en Bangkok, formada por 500 personas. La gente no debe pensar que esto lo hacen dos personas solas. Son organizaciones muy extensas, que se refugian en países en los que la legislación sobre internet es muy débil, como en Asia".

Paraísos del amaño

Joel González señala que se detectan "unos 20 o 25 partidos amañados a la semana en todo el mundo". "La LFP y España se han puesto a la cabeza en este lucha y, en esta temporada, no se ha detectado aquí ningún amaño ni en Primera ni en Segunda".

En España no
se ha detectado ningún caso en Primera ni en Segunda esta temporada
"Bulgaria y Lituania son de los más corruptos, con uno o dos casos por semana, pero en Francia han aparecido 10 y en los EE UU, 13. Lo que sí se está comprobando es que las mafias están pasando de estafar en la élite, como ocurrió en Italia, a centrarse en partidos de Segunda B, ligas menores o encuentros de ligas femeninas", comenta.

El deporte en el que más casos de amaños se registran es el fútbol: "De largo, a mucha distancia del tenis, donde es más sencillo porque solo tienes que comprar a una persona, o el baloncesto. Hemos detectado de todo. Compra de porteros, de directivos, pactos entre equipos...".

Quitarse el miedo a la rodilla

Además de su labor como CSI antiapuestas ilegales, Joel volvió la semana pasada a los entrenamientos, después de romperse hace cinco meses y medio el ligamento cruzado posterior de su rodilla izquierda. "Está claro que doy con menos fuerza y con menos velocidad de impacto. Me tengo que ir quitando ese miedo y que la rodilla empiece a ser lo que era".

El objetivo del campeón olímpico de taekwondo es doble: "Trabajo para estar al 100% en el Mundial de 2015 y, si consigo medalla, me aseguraría estar en los JJ OO de Río 2016. Allí quiero repetir el oro. Cuando has vivido unos JJ OO, solo quieres volver".