Vettel
Sebastian Vettel y varios miembros de Ferrari pasean por el circuito de Silverstone. Scuderia Ferrari

Los equipos Williams y Ferrari se toparon una inesperada sorpresa cuando llegaron esta semana al paddock del circuito de Silverstone, donde se va a disputar el GP de Gran Bretaña de Fórmula 1 este fin de semana.

En varios de los camiones donde llevan el equipamiento se encontraron varios inmigrantes ilegales que se habían colado en la frontera de Francia para llegar al Reino Unido. Según explica 'Motorsport', el miércoles fue un subcontratista de Williams el que descubrió la presencia de unos polizones en uno de los remolques que llevaba con material y el jueves se repitió la escena en uno de los camiones de Ferrari.

El hallazgo de inmigrantes ilegales en un camión de la Fórmula 1 no es algo inédito. Hace unos años ocurrió algo similar con uno que llevaba neumáticos Pirelli, algo que hizo que las autoridades tomasen más precaución pero que no ha frenado de momento el flujo ilegal.

Según tienen constancia las autoridades francesas y británicas, los inmigrantes ilegales que quieren pasar al Reino Unido aprovechan la parada en Calais, justo antes del túnel del Canal de la Mancha, donde los transportistas son inspeccionados en las aduanas.