Isco, en el partido entre Inglaterra y España.
Isco, en el partido entre Inglaterra y España. EFE

La figura de Isco Alarcón ha venido siendo objeto de gran debate cuando, tanto aficionados como periodistas, se han puesto a hablar acerca de la Selección española. Algunos criticaron su excesivo intervencionismo en el pasado Mundial de Rusia, asegurando que absorbía demasiada pelota y opacaba a otros cracks como Andrés Iniesta, mientras que otra corriente de opinión alabó su intención de pedir el balón en momentos difíciles.

Una de las grandes incógnitas era si, como hizo Julen Lopetegui y mantuvo Fernando Hierro durante el Mundial de Rusia, Luis Enrique iba a mantener esa libertad de la que el jugador malagueño gozó en toda la etapa del ahora entrenador del Real Madrid. Ya Zidane había descifrado que dejarle libre desde una posición de '10' era la mejor forma de explotar todo su talento, y fue un privilegió del que gozó en los últimos tiempos con la Selección española, dejando grandes exhibiciones, como ante Italia en el Santiago Bernabéu durante la fase de clasificación al Mundial.

No cabe duda de que Isco es uno de los grandes talentos que tiene en este momento el fútbol español, y la incógnita está en saber qué papel tendrá reservado Luis Enrique para él. Frente a Inglaterra, en un encuentro en el que España dejo buenas sensaciones durante cerca de 70 minutos, Isco arrancó en posición de extremo izquierdo, y parece que el técnico asturiano pretende atarle bastante más de lo que suele ser habitual. El resultado fue alguna aparición puntual, pero poca participación global.

Ya, al dar la lista, Luis Enrique señaló a Isco como delantero, lo que quizás pueda definir de forma clara sus intenciones con él. Con Saúl y Thiago como escuderos de Busquets –más la llamada de jugadores como Rodri, Sergi Roberto o Ceballos-, parece claro que la intención del extécnico blaugrana no es la de colocarle como interior de su 4-3-3, ni parece, darle una gran libertad. Habrá que dar tiempo a que el seleccionador ajuste todas las piezas, pero parece que el rompecabezas con Isco y la selección española sólo está viviendo el comienzo de un nuevo episodio. Frente a Croacia habrá una nueva oportunidad para medirlo.