Mauro Icardi.
Mauro Icardi. EFE

Mauro Icardi está en el centro de una tremenda polémica, después de que el futbolista se haya negado a viajar con el Inter de Milán para jugar el partido de los dieciseisavos de final de la Europa League ante el Rapid de Viena.

"Icardi estaba convocado, ha sido él el que no ha querido venir", ha asegurado Luciano Spalletti, su entrenador. "Lo siento mucho, para nosotros ha sido difícil comunicarle la situación".

Con esto último, el técnico italiano se refiere a la pérdida de la capitanía que en la mañana del miércoles el club había hecho oficial a través de sus redes sociales, un testigo que ha recogido el veterano guardameta Samir Handanovic:

Aunque no se ha hecho público el motivo de la decisión del club, todo el mundo en Italia habla del no acuerdo para su renovación –su contrato termina en 2021 pero tiene una cláusula para clubes extranjeros de 110 millones de euros, y el Inter está buscando eliminarla-, lo que está alimentando los rumores sobre su marcha, que en muchos medios locales se está dando por hecha.