Kevin Magnussen
Detalle del casco de Kevin Magnussen durante el GP de Azerbaiyán en homenaje a tres víctimas de los atentados de Sri Lanka. Haas F1 Team

Los atentados de Sri Lanka dejaron 253 muertos (pese a que en un principio se contabilizaron 359) y muchísimas familias destrozadas. Una de ellas fue la del multimillonario Anders Holsch Povlsen, dueño de la marca de ropa ASOS, que perdió a tres de sus cuatro hijos. En su honor, su compatriota Kevin Magnussen ha decidido brindarles un homenaje durante el GP de Azerbaiyán.

El piloto danés luce un casco negro en señal de luto durante todo el fin de semana en Bakú. Sólo hay tres letras en el casco, tres 'A's en honor a Astrid, Agnes y Alfred, las hijas de Povlsen, que es uno de sus principales patrocinadores personales. Unos días antes, Magnussen ya mostró estas letras en sus redes sociales para enviar un mensaje de condolencias al magnate de la ropa online.

Magnussen fue uno de los pilotos afectados por el surrealista incidente en los primeros entrenamientos libres del GP de Azerbaiyán que provocó la suspensión de la primera tanda de entrenamientos libres. En la sesión vespertina pudo completar el plan previsto y marcó el undécimo crono con 25 vueltas completadas.