George Russell
Una tapa de alcantarilla reventó el fondo plano del Williams de George Russell. Fórmula 1

El GP de Azerbaiyán de Fórmula 1 ha comenzado con un incidente muy serio y grave para la seguridad de los pilotos. A la media hora de la disputa de los primeros libres, George Russell vio cómo el fondo plano de su Williams saltaba por los aires. El causante de este incidente fue una tapa de alcantarilla que, pese a lo que obliga la normativa, no estaba sellada.

Los comisarios ordenaron desplegar inmediatamente la bandera roja para parar la sesión durante unos minutos mientras arreglaban lo ocurrido, pero lo surrealista no acabó ahí: la grúa que llevaba el Williams de vuelta a boxes golpeó contra un puente del circuito, y empezó a echar líquido del sistema hidráulico sobre el coche de Russell.

El enfado en el box de Williams era notable. La tapa de alcantarilla, que previamente había levantado Charles Leclerc al pasar por encima, podría haber causado un grave accidente, máxime cuando se trata de un circuito urbano con los muros literalmente pegados al asfalto.

Al ver lo sucedido, la organización decidió suspender la sesión del todo mientras los comisarios fueron revisando una por una las alcantarillas que hay sobre los casi 6 kilómetros del circuito. Algunos corredores se indignaron y otros, como Lewis Hamilton, se lo tomaron con humor. "¿Cómo puede ser que no hayan revisado y sellado las alcantarillas? Bueno, así me puedo poner al día con Juego de Tronos", bromeó el pentacampeón en un story de instagram.