Antoine Griezmann
Antoine Griezmann, durante un entrenamiento del Atlético de Madrid. EFE

Antoine Griezmann sigue a la espera de cerrar su salida del Atlético de Madrid y no se presentó en el Cerro del Espino para el inicio de la pretemporada del club colchonero.

A pesar de que su fichaje por el FC Barcelona sigue sin completarse, el atacante francés recurrió a una táctica legal para poder ausentarse en la vuelta al trabajo de su aún equipo, pues envió un comunicado oficial al club para confirmar que pagará su clásusula de rescisión.

De esta forma evita tener que ponerse a las órdenes del Cholo Simeone y esquiva cualquier posible sanción.

Griezmann dispone de unos días para abonar el pago de su cláusula, que se redujo de 200 a 120 millones el pasado 1 de julio.

La salida de Griezmann se ha convertido en un culebrón y llevó al Atlético de Madrid a emitir un duro comunicado en el que acusó al Barça y al futbolista de haber "faltado al respeto al club y a todos sus aficionados".