Antoine Griezmann
Antoine Griezmann, delantero del Atlético de Madrid. EFE

El Atlético de Madrid afrontará este verano una remodelación profunda. Diego Pablo Simeone no podrá contar la próxima temporada con muchos de los jugadores que han protagonizado los éxitos recientes del club. A las ya numerosas que debía afrontar en la defensa se suma ahora la de su estrella, el delantero Antoine Griezmann, que este martes ha anunciado su marcha. El delantero, con contrato en vigor, saldrá por 120 millones de euros, de los que el Atlético ingresará 96 (los otros 24 corresponden a la Real Sociedad, club de procedencia).

Horas antes de conocerse la noticia, se confirmaba otra marcha, la de Juanfran Torres, que ha rechazado la oferta de renovación del club pues considera que su ciclo ya ha terminado a sus 34 años. El pasado domingo, el estadio rojiblanco despidió ya a otro de los ídolos de la última década, el uruguayo Diego Godín (33 años), que jugará la próxima temporada en el Inter de Milán. Juanfran y Godín acababan contrato, por lo que no dejarán un solo euro en caja. Tampoco lo haría Filipe Luís (33 años), que aún no ha llegado a un acuerdo con el club pese a asegurar que su “prioridad” era continuar en el Wanda Metropolitano.

Quien sí dejó 80 millones es Lucas Hernández, fichado (como lo será Griezmann) a golpe de cláusula de rescisión, en su caso por el Bayern de Múnich. A diferencia de los anteriores, el polivalente defensa francés, de 23 años, aún tiene por delante lo mejor de su carrera.

Posibles bajas en otras líneas

Además de estas bajas confirmadas o previsibles, en los últimos meses se ha especulado con otras posibles salidas de jugadores del Atlético. Es el caso de Rodrigo Hernández, al que una información de Onda Cero colocaba fuera del equipo el próximo verano, o el de Saúl Ñíguez, al que ESPN colocaba muy cerca del Manchester City. Y por supuesto, Jan Oblak, considerado uno de los mejores porteros del mundo y siempre en las quinielas para reforzar a los grandes clubes de Europa.

Otro que podría hacer las maletas es Diego Costa, cuyo rendimiento tras regresar del Chelsea ha estado muy lejos de lo esperado. El delantero ha jugado lastrado por las lesiones y además fue suspendido con ocho partidos por su expulsión en el Camp Nou. Simeone, no obstante, ha ratificado públicamente su confianza en él.