Gol de Sandro
Sandro Ramírez celebra su gol ante Martin Hongla en el Granada - Málaga. EFE

El Granada firmó su descenso virtual a Segunda División al perder 0-2 ante el Málaga, que ha ganado cuatro partidos en las cinco últimas jornadas, con dos tantos de Sandro en el segundo tiempo.

El Granada, que no ha marcado ningún gol en los tres partidos que le ha dirigido el inglés Tony Adams, solo ha sumado un punto en las últimas nueve jornadas y puede bajar de forma matemática el próximo sábado en el campo de la Real Sociedad, aunque las sensaciones dicen que lleva bastante tiempo en Segunda. De eso se aprovechó el Málaga, que sin apretar el acelerador ni jugar un gran encuentro venció con solvencia y dispuso de ocasiones de sobra para haber logrado una renta más amplia en el marcador. 

La primera parte fue dominada a placer por los blanquiazules, a los que solo les faltó ser más incisivos y rematar mejor para adelantarse en el marcador, ante un Granada muy pobre, incapaz y en estado depresivo que ni tiró ni se acercó a la meta rival.

La segunda mitad comenzó de idéntica manera, aunque en la primera ocasión que tuvo el Málaga, a los dos minutos, marcó Sandro con un potente y ajustado derechazo desde fuera del área.

La capacidad de reacción del Granada fue nula, ya que siguió mostrando un juego muy plano y sin ideas frente a un oponente que no tuvo problemas para defenderse. Sandro evitó a su equipo cualquier susto postrero y ya en el tiempo añadido marcó el 0-2 al culminar a la perfección un contragolpe de los suyos.

Empate insuficiente para Sporting y Espanyol

El Espanyol arañó un punto en Gijón (1-1) que no le sirve para entrar de lleno en la lucha por los puestos europeos y que deja al Sporting en una situación muy comprometida de cara a evitar el descenso.

Los asturianos se jugaban mucho en este encuentro y desde el primer momento trataron de discutir la posesión del balón al equipo barcelonés, lo que produjo un inicio con mucha lucha y brega en el centro del campo pero sin problemas para las respectivas defensas. 

Se adelantó el Sporting en el marcador en el minuto 38 en una falta lanzada por Víctor Rodríguez, que sorprendió a la zaga y al portero visitantes, que parecían esperar un centro.

Los primeros minutos de la segunda parte fueron del Espanyol, que desperdició una ocasión clara en un remate de Jurado que se marchó fuera cuando estaba completamente solo. No perdonó Gerard tras un gran pase de Leo Baptistao, que dejó a su compañero solo ante Cuéllar, al que quebró con facilidad para marcar a puerta vacía.

En la recta final del partido, el Sporting, con más urgencias en la clasificación que el Espanyol, apretó y se lanzó al ataque, pero el equipo de Quique Sánchez Flores pudo sentenciar a la contra.