Jose Mourinho.
Jose Mourinho. EFE

La tremenda goleada que el Manchester City le ha endosado al Cardiff City ha sido la principal noticia de la jornada de sábado en la Premier League. El equipo de Pep Guardiola se ha llevado un contundente 0-5 de Gales, y calma los ánimos después de la sorprendente derrota frente al Olympique de Lyon en el debut del cuadro skyblue en la Liga de Campeones. Agüero abrió el marcador, Bernardo Silva anotó el 0-2, Gündogan amplió la renta con un remate fabuloso a pase de Sterling, y Mahrez, que fue suplente, cerró la goleada con un doblete.

La cruz esta vez fue el Manchester United de Jose Mourinho, que no pudo pasar del empate ante el Wolverhampton entrenado por Nuno Espirito Santo, en ese particular "derbi de Mendes". Los red devils llegaban después de lograr una contundente victoria en la Liga de Campeones frente al Young Boys, pero sólo pudo empatar en Old Trafford y se distancia cada vez más de la cabeza. Fred abrió el marcador y Joao Moutinho lo igualó.

Quien está intratable es el Liverpool de Jürgen Klopp, que ganó por 3-0 al Southampton y suma 18 puntos de 18 posibles, habiendo anotado 14 tantos y recibido dos. Frente a los Saints, el control fue total, y la variación táctica del técnico alemán, contando con un atacante más a lo que suele ser habitual, salió a las mil maravillas. Hoedt anotó en propia puerta para el 1-0, Matip marcó el 2-0 a pase de Alexander-Arnold, y Salah, que se reencontró con el gol, cerró el marcador.