Giorgios Katidis
El jugador del AEK, Giorgios Katidis, celebra un gol con el saludo nazi. EFE

El futbolista griego Giorgios Katidis saltó a la fama el pasado mes de marzo cuando, en un partido de su equipo (el AEK de Atenas), celebró un gol haciendo el saludo nazi, es decir, extendiendo el brazo y la mano derecha. Katidis fue suspendido de por vida por la Federación Griega de Fútbol y, a sus 20 años, su carrera parecía acabada.

Pero le ha surgido una segunda oportunidad. Y es que el Novara, equipo de la Serie B (segunda división italiana), lo ha contratado. El presidente del club toscano, Massimo de Salvo, ha asegurado, según recoge el diario Il Corriere della Sera, que el saludo de Katidis "fue un episodio grave que no tenemos ninguna intención de minimizar", a pesar de lo cual ha pensado "darle una oportunidad, porque todos cometemos algunos errores graves".

El fútbol italiano no necesita nuevos alicientes

Katidis, que nada más levantarse la polémica se mostró arrepentido y rechazó la ideología nazi, no se libra por ahora en Italia del conflicto. La asociación deportiva judía Maccabi de Italia, a través de Vittorio Pavoncello, su presidente, ha declarado que "en un momento tan especial para el fútbol italiano, en el que hay episodios (de racismo) cada vez más comunes en las gradas, no se necesitan nuevos alicientes". Pavoncello recuerda que "los dirigentes deben tener la precaución de evitar situaciones desagradables y que puedan ofender a los deportistas, a los espectadores y a los aficionados".

Partisanos y la izquierda

También se ha manifestado sobre el fichaje la ANPI, la Asociación Nacional de Partisanos Italianos (fundada en la II Guerra Mundial para la resistencia contra los nazis), que ha emitido un comunicado en el que pide que "a las palabras de excusa le sigan medidas precisas contra los cánticos, los insultos y los rituales nazis y racistas en los estadios, que afectan a toda la sociedad y a todos los niveles.

Además, el partido SEL (siglas en italiano de Izquierda, Ecología y Libertad), a través de su diputado Fabio Lavagno, ha formulado una pregunta a los ministros de Deportes y del Interior italianos, Josefa Idem y Angelino Alfano, en la que demanda si los dirigentes de la Liga italiana y la Federación del país transalpino intenvendrán en el caso de que haya que "evitar cualquier forma de tolerancia ante comportamientos injustificables".