Los brasileños Kaká y Ronaldo (Milán), el sueco Zlatan Ibrahimovc (Inter), el rumano Adrian Mutu (Fiorentina) y el italiano Francesco Totti (Roma), son buena parte de las estrellas de un fútbol italiano que puede ser sometido a juicio por las excesivas lesiones que sufren sus "estrellas".

Ronaldo sufrió, en la noche del 13 de febrero, la rotura total del tendón rotuliano de la rodilla izquierda.

Se apunta al peligro de que Kaká pueda terminar como el holandés ex milanista Marco Van Basten

Su compañero Kaká convive desde hace semanas con molestias en una rodilla, que últimamente le hicieron saltarse algún encuentro y que se ha visto agravada el último domingo con un fuerte golpe sufrido en la zona durante el liguero Milán-Palermo.

El diagnóstico oficial de los médicos milanistas apuntan a sólo una fuerte contusión, pero Kaká en los últimos encuentros que ha jugado ha estado muy lejos de su juego excelente.

El Milán, en su sitio oficial de internet, ha lanzado una publica denuncia por lo que considera una especie de "caza" sobre Kaká.

El título de la denuncia milanista es "Caza a Kaká", se habla de las faltas sistemáticas que sufre el brasileño, de la voluntariedad de las mismas, de la alternancia de rivales que se las hacen durante un partido; "como si fuese una estrategia", se escribe.

Se apunta al peligro de que Kaká pueda terminar como el holandés ex milanista Marco Van Basten, que estando en la cúspide del fútbol mundial tuvo que abandonar el fútbol por las lesiones.

Más casos 

Ibrahimovic, una de las grandísimas estrellas en el "calcio", también está "tocado" en la rodilla. No ha jugado en los últimos partidos ligueros italianos, no lució ante el Liverpool en la Liga de Campeones, y hoy mismo en una entrevista ha reconocido tener un "agujero" (del tamaño de una moneda de dos euros) en los tendones de la rodilla izquierda.

Entre las causas, las numerosas faltas a las que son sometidos por los duros marcajes de sus rivales

Adrián Mutu se lesionó en el ligamento colateral mediano de la rodilla izquierda, durante el partido liguero dominical perdido por el Fiorentina en casa del Roma (1-0). Se rompió en el minuto 40, al intentar regatear al meta lacial, y estará cuatro semanas en el "dique seco".

Totti convive desde hace muchos meses con una tendinitis que le impide entrenarse al máximo con continuidad y a la que se unió en las últimas semanas un fuerte golpe recibido en la parte anterior del cuello del tobillo derecho durante el partido que el Roma disputó ante el Sporting de Lisboa que le impidió jugar varios partidos.

Estas lesiones de quienes son la elite de los presentes en el "calcio" han levantado las preocupaciones de los clubes, así como mil preguntas y ninguna respuesta en concreto sobre los motivos que las han podido causar.

Entre estos motivos se ha llegado a culpar al estado de los terrenos de juego, al exceso número de partidos que anualmente se juegan, a las fuertes cargas de entrenamientos y, sobretodo, a las numerosas faltas a las que son sometidos por los férreos, a menudo más que duros, marcajes por parte de sus rivales. En todas ellas, seguro que está la respuesta.