Fernando Alonso
Fernando Alonso, en el paddock de las 24 horas de Daytona. EFE

Tras ganar las 24 horas de Daytona, una de las principales preguntas que hay en torno al futuro de Fernando Alonso es qué va a hacer ahora. Aunque su primer gran reto es conquistar las 500 millas de Indianápolis, también se le ha vinculado con una posible disputa del raid más duro del mundo, el Dakar.

Nasser Al Attiyah aseguró que había hablado con el asturiano para que probara el Toyota Hillux con el que, a la postre, se coronaría campeón de la prueba disputada en tierras peruanas. Eso hizo que muchos colocasen ya a Alonso en el raid para la próxima edición, pero el asturiano ha rebajado las expectativas de manera muy clara.

En declaraciones a AS, Alonso afirma que probará el Toyota como ha probado una moto de MotoGP o un coche de la NASCAR: por pura diversión. "No tengo nada decidido ni nada pensado sobre eso", asegura, contundente, sobre la disputa del Dakar en un futuro próximo.

"Quizá pruebe el coche como probé el de la NASCAR, la MotoGP, como pruebo todo lo que puedo porque me gusta, pero luego a la hora de decidirse a correr algo con mucho prestigio y mucha dificultad tienes que estar seguro de poder hacerlo bien y de eso no estoy ni mucho menos seguro a día de hoy", zanja, con lo que quiere disipar los rumores.

El próximo compromiso de Alonso serán las 1000 millas de Sebring, quinta prueba del Mundial de Resistencia en el que el asturiano es líder con el Toyota junto a Kazuki Nakajima y Sebastien Buemi.