Carla, de seis años, ha cautivado al mundo del waterpolo
Carla, la niña cuya admiración por el waterpolo ha robado el corazón a la jugadora de la selección española Maica García. Rafa Gandía

La selección femenina de waterpolo ha conseguido el bronce en el Europeo de Barcelona, un campeonato en el que han rozado la perfección y que será recordado por varios momentos: el impecable camino de ‘las guerreras del agua’ hasta semifinales, la dolorosa derrota ante Grecia en semifinales y la brillante reacción del equipo ante Hungría para subir al podio. 

En las crónicas de este logro tampoco se obviará que el público de las Piscinas Picornell fue un jugador más, tanto para la selección femenina como para la masculina. Y, entre los miles de aficionados que han pasado por tan emblemático lugar, una niña emocionada robó el corazón de la boya de la selección, Maica García.

En un vídeo que la jugadora recibió en su teléfono, una niña de seis años llamada Carla se emocionaba en la grada de Picornell al presenciar la celebración del bronce conseguido por el equipo nacional. La admiración que vio en las imágenes llevó a la waterpolista a publicar el vídeo en su Instagram con el siguiente mensaje: “¿Lo que más valoramos de todo? ¡Sin duda, esto! Me ha llegado este vídeo de una niña que no conozco pero que me encantaría poder conocer, y tenía que compartirlo (...) es un orgullo ver que las nuevas generaciones admiran de esta manera nuestro deporte”.

Entre las respuestas se puede leer la reacción de la madre de Carla: “Gracias por tus palabras (...) ayer pasó una de las mejores tardes de su vida seguro. Se ha aficionado a este maravilloso deporte ella sola sin perderse ni un solo partido, encendiendo Teledeporte y acostándose más tarde de las 23h para veros. Y todo porque hace un año tuvo hermanitos mellizos y hay ratos que la pobre no sabe qué hacer. En vez de otras cosas ella se pone Teledeporte y la habéis cautivado por completo. Ayer no paraba de gritaros y aplaudir. Gracias por hacerla tan Feliz. Y enhorabuena por la medalla”.

Presente en la final masculina

La historia de Carla ha conmovido al mundo del waterpolo. Hasta el punto de que los speakers del campeonato, Alberto Montenegro y Aleix Parisé, han tenido el detalle de regalarle dos entradas para ver la final masculina, en la que España aspira a conquistar un oro histórico.

La respuesta del padre de Carla no se ha hecho esperar: “Cuando se lo digamos va a alucinar”. Ha sido entonces cuando se ha acordado un encuentro para que la niña reciba las entradas de manos de los animadores de los partidos.

Cuando ha llegado el momento, la impresión ha vuelto a emocionar a la pequeña, quien ha sido sorprendida por la waterpolista y Wopit, la mascota del torneo. No ha podido aguantarse y se ha fundido en un abrazo con Maica García. De este encuentro Carla se lleva el gorro con el que la boya de la selección femenina ha disputado el Europeo, un peluche y, sobretodo, un recuerdo inolvidable.


 Puede que el futuro de esta niña esté ligado al waterpolo profesional o puede que no. De lo que no hay duda es de que esta cadena de conmovedores momentos vividos alrededor del deporte dejará en Carla una marca que difícilmente olvidará.